Roblón de Estalaya




2/04/2017
No puedo evitar saltar la valla, y acercarme para tocar el Roblón.

El Roblón de Estalaya ha rebasado los quinientos años de existencia, ha sobrevivido al hacha de las cuadrillas de leñadores que recorrían estos bosques talando grandes árboles, y ha superado un último incendio, que no hace muchos años, recorrió el monte San Cristóbal y quemó parte de su base. Un incendio que se creyó fortuito hasta que apareció por los alrededores una lata de gasolina.

Haber sido incluido en el Catálogo de los Árboles Notables de Castilla y León, le ha llevado al aislamiento. Una vaya perimetral evita que los animales rasquen sus lomos contra la corteza rugosa de este gigante, o que caminantes sienten sus posaderas en sus raices. Ya solo le queda el contacto de aquellos pájaros que dirijan sus vuelos hacia a sus ramas en busca de los brotes tiernos de sus hojas en primavera, de sus frutos en otoño, o insectos entre su corteza. 

Para llegar a conocerlo, hemos tenido que recorrer la carretera que une Cervera de Pisuerga con San Salvador de Cantamuda, y una vez pasada la población de Vañes, cruzar el puente sobre el embalse de Requejada y tomar el desvío a la derecha que se dirige a Estalaya. Sin entrar en el pueblo, al poco nos topamos con el aparcamiento del Roblón.

Una pista en buen estado y perfectamente señalizada, nos lleva hasta el Roblón de Estalaya en poco menos de dos kilómetros y casi doscientos metros de desnivel.

Aún es muy temprano para que el robledal tenga hojas. Favorecidos por ello, podemos contemplar mejor el tamaño de este gigante que adapta su tronco a la fisonomía del terreno. 

Es mediodía, hora de la comida. Nos cruzamos con los últimos visitantes cuando alcanzamos el Roblón. Lo tenemos solo para nosotros. Recorremos en pasillo de madera haciendo fotos, hasta que localizamos un peldaño estupendo para sentarnos a comer nuestro bocata.

-Cuantas personas se habrán sentado bajo el Roblón a merendar?
-Pufff!!! vete a saber!!



Al poco de salir del aparcamiento. En un pequeño valle que riega las aguas del arroyo de Herreruela.
El Roblón de Estalaya se sitúa en la ladera norte del Pico San Critóbal.

Un sendero perfectamente balizado. 
El Roblón de Estalaya muestra las cicatrices del incendio que estuvo a punto de acabar con él.



Datos técnicos
Nombre común: Roblón de Estalaya
Nombre científico: Quercus petraea
Localidad: Estalaya (Cervera de Pisuerga) (Palencia)
Paraje: Cerro de San Cristobal
Perímetro normal: 8,34
Perímetro en la base: 10,67
Edad estimada: 500 - 600 años
Altitud del lugar: 1231 mts.





En la ladera contraria encontramos Estalaya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog