En grupo



Después de un pletórico día de pajareo por la laguna de la Nava y Bohada, finalizamos en el observatorio de La Colada. Los últimos rayos han teñido el cielo de oro, y un gigantesco grupo de estorninos se mueve creando figuras típicas de un caleidoscopio.

El grupo va adquiriendo diferentes formas como el fuelle de un acordeón. Sin un rumbo predecible, se desplazaban por el cielo, dando quiebros a derecha e izquierda.

Por qué van en grupo? Cómo consiguen volar sin tropezar?

Podría rebuscar por los múltiples textos que circulan por la red, aunque creo que lo mejor es enlazar el magnífico reportaje que mi compañero blogero José Barrueso publicó en su blog "De paseo por la naturaleza" (¿Cómo se mueven las aves en una bandada?)

En un momento, el grupo se parte. Un halcón aprovecha la llegada de los estorninos al dormidero para obtener su alimento.

Pasado el lance, el grupo menos uno, va entrando paulatinamente a la arboleda.

La Nava se va apagando, pero aún queda la llegada de los gansos a la laguna.

Las fotos en Google+ (pincha el enlace)


Un halcón ataca al grupo.

El halcón vuelve al ataque.



El halcón ha conseguido partir el grupo.
En la misma dirección, sin chocar.







6 comentarios:

  1. Esas bandadas enormes las vimos el otro día cerca de casa y suponemos tb serían estorninos; nunca había visto cosa igual. Menudas puestas de sol...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serán los que había por León. Con estas temperaturas que tenemos habrán decidido no pasar el puerto.
      Es impresionante al atardecer, cuando vuelven a los dormideros las formas que generan en el cielo.

      Saludos Paloma.

      Eliminar
  2. Unas preciosas imágenes... Parece ser que tenemos asentados en el Campo San Francisco de Oviedo, un buen número de estorninos, a los que les aplican con eficacia la medicina del halcón, para evitar que sus también abundantes deposiciones, contraríen a los ciudadanos.... a pesar de que también los ciudadanos disfruten con sus coordinados vuelos.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vivíamos en Lugo, al atardecer veíamos unos bandos impresionantes de grandes que volvían a dormir. Si cruzabas por debajo te llevabas un regalito seguro. En una zona tenían un aparato de esos que genera una explosión cada poco. No se que era más molesto si los pajaritos o la maquina.

      Saludos Cotoyas.

      Eliminar
  3. Preciosas fotografías de las grandes bandadas con una puesta de sol espectacular. Muchas gracias por el enlace. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, gracias a ti José por contarnos reportajes tan interesantes.

      A ver si en la próxima comida de pajareros podemos coincidir.

      Saludos José.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog