Nordic Walking: robledales de la Majada del Pico desde Valdavida

 


4/10/2020

Volvemos a los montes de la cuenca del Cea. A Valdavida, para caminar por la pista que se encamina a Riocamba, el inmenso pinar que se extiende entre las poblaciones de Almanza y Guardo.

Pero hoy no llegamos hasta el centro forestal, es más, ni siquiera entramos en la mancha de pinar. Hoy nuestros pasos se quedan en la Majada del Pico, en cuyo alto (el Pico) existe una dehesa de grandes robles.

Bastoneamos entre los campos de cultivo que rodean Valdavida y al poco entramos en el robledal que no abandonamos hasta la vuelta. En el trayecto, carteles puestos por las gentes del pueblo nos informan de una zona de picnic, de la fuente de Fonsagrada, un naciente de agua que bien merece una visita, y algo más adelante de la Majada del Pico, en la que comenzamos a ver grandes ejemplares de roble albar.


Es en lo alto, el Pico, donde encontramos los dos ejemplares de mayor tamaño. Robles que han perdurado al envite del hacha y del fuego y que durante sus largas vidas habrán dado sombra y cobijo a cientos, miles de animales, pastores y caminantes.

Bajo sus ramas, disfrutamos de una mañana cálida, un poco ventosa y de una luz que comienza a buscar los tonos ocres del otoño.

-Lloverá?

-Puede. 



























No hay comentarios:

Publicar un comentario