Valdosín - Ventaniella - Salguerosa



Ermita de Ventaniella

24/09/2015
Una vieja leyenda cuenta que durante la invasión mora, pasó por estos lugares un jefe moro que quedó prendado de la mujer del mesonero. Al exigirla, el mesonero se plantó diciendo: "Ni venta ni ella".

Desde esas fechas el lugar y la ermita pasó a denominarse Ventaniella.

No tendré la suerte de deleitarme de la belleza de la mesonera. Ni de un cafelito, ya que la venta esta cerrada.

El Caserío de Ventaniella se encuentra a mitad de recorrido. Una ruta de praderas y bosques, que comienzo en el punto donde la carretera que desciende del Pto. de Tarna cruza el  arroyo Riosol (Zona recreativa). 

Aún con el rocío de la mañana, recorro las primeras praderías para coger el camino que pasa bajo la Peña el Castillo.

Radiante y reverdecido por las últimas lluvias, se despierta el valle de Valdosín, mientras sigo el sendero que asciende al puerto de Vantaniella. Este valle se precia de ser el lugar donde nace el Esla

Desciendo rápido, entre bosque, a encontrarme en el territorio de Ventaniella.

Venta y ermita rodeada por bosques y montañas. Un lugar de ensueño. Para quedarse a descansar viendo como pacen las vacas.

Pero es necesario seguir. Y tomo el camino, que se introduce en el bosque de la Salguerosa, y va remontando el río Ponga (Otro río notable).

Un bosque soberbio, grande, que he de cruzar para alcanzar las majadas de la Salguerosa.

En las praderas de esta vega, las vacas se muevan entre los restos de las antiguas majadas.

El momento duro del día llega cuando remonto las duras pendientes de la Sierra de los Llobies. La cima del Cotalvo se encuentra próxima, pero no es preciso izarse en un vértice para disfrutar de las vistas.

Abandono los valles asturianos, y entro de nuevo en Valdosín siguiendo en arroyo del mismo nombre.

La tarde avanza y las sombras inundan de nuevo el valle cuando comienzan los bramidos de los ciervos.


Camino a Valdosín. Peña Ten
Peña el Castiello
Valdosín
Pileñes




El valle por donde regresaré




Camino del puerto






Puerto de Ventaniella
Ventaniella
La venta.






Entrada al bosque de la Salguerosa.






Ponga.


Las praderías de la Salguerosa y la sierra de los Llobiles.


Bosque de la Salguerosa
El Maciédome
En la sierra de Llobiles: valle de valdosín
Valle de la Salguerosa.






Ten y Pileñes




Valdosín
Tiempo de setas

6 comentarios:

  1. Una bonita caminata Pepe.
    Conocemos la zona y la leyenda del ventero. .. (hay que saber plantarse y decir que no. ..)
    Nosotros llegamos hasta la ermita desde la parte asturiana en nuestra época motera y también encontramos cerrada la venta. La verdad, es que para lo que el ventero la atiende, mejor se la hubiera cedido al moro...ja ja ja.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que mirar la posibilidad de convertirme en ventero.
      A lo mejor la traspasan.
      Luego puedo incentivar reuniones de blogeros.

      Saludos Cotoya.

      Eliminar
  2. Que bonita jornada...y que bosques para mi desconocidos.
    Gracias Pepe por abrirme este valle a mis rutas espectantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son bosque inmensos, que dan para muchas horas de caminatas.

      Cuando la fiestuki de inauguración?

      Saludos José Luis.

      Eliminar
  3. Preciosa ruta acompañada de bellas imágenes. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma.

      Si, un recorrido muy prestoso. Sin pretensiones de cimas, ni prisas. Y un tiempo que acompañó.

      Saludos Paloma.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog