El Hondo: Puerta sur




29/03/2013

El Hondo o Fondó, un humedal tan importante como Doñana y desconocido por nosotros.

Martín me hablaba del Hondo, de las aves que se estaban viendo allí. Pero dónde está el Hondo? Una consulta en internet y descubrimos este paraíso único donde crían las cercetas pardillas o las malvasías cabeciblancas. Un humedal constituido por dos balsas de riego y una serie de charcas y saladares, todo ello rodeado de un paisaje de cultivos y palmerales.

El Parque Natural del Hondo se sitúa entre las poblaciones de Elche y Crevillente. Junto con las salinas de Sta. Pola, formaba parte de la albufera de Elche que desapareció como consecuencia de un proceso de colmatación y de múltiples drenajes que se realizaron en la zona con el fin de obtener tierras de cultivo.

La necesidad de disponer de agua dulce, dio lugar a la creación de los embalses de Levante y Poniente que se alimentan de las aguas sobrantes del Segura (aguas que son bombeadas desde el río al embalse) y por seis azarbes (canales) de drenaje prominentes de Bajo Vinalopó.

El principal problema de este humedal es la escasez y mala calidad del agua embalsada, aparte de las difíciles y tensas relaciones entre los propietarios de los embalses (Comunidad de Riegos de Levante) y la Administración.


La propiedad privada de los terrenos y los azarbes, reducen la visita a los observatorios colocados por el Parque Natural.

Tres son los puntos de acceso; por los alrededores del Centro de Interpretación, por la puerta norte (se necesita permiso) y por la que ahora os mostramos y yo me he atrevido a denominar: la puerta sur.

Nos acercamos dos veces una de tarde y otra de mañana y las fotos llevan una mezcla de ambas.
A pesar de ser artificial en su inicio, hoy es un paisaje totalmente naturalizado.

Caminamos paralelos al azarbe de Dalt.
Azarbe, palabra de origen árabe. Fueron estos los constructores de los primeros azarbes en sus intentos de desecación.

Pasarela hacia el primer refugio.


Es larga.



Y bien protegida para que no nos vean las aves entrar.

Pato colorado.


Porrón moñudo.

Más colorado.



Malvasía cabeciblanca.

Hembra de malvasía.


Hembra de porrón común.



Espiando entre los carrizos a los rascones.

El segundo refugio.
Como el anterior bien protegido por carrizo hasta casi el final. Faltan los paneles finales, tanto a la derecha como a la izquierda y se ve la entrada al refugio.



Flamencos, muy cerca de este segundo observatorio.




Somormujos.


El segundo día era una mañana de lluvia fina.

Zampullín cuellinegro.

En vuelo.

Polla de agua.

En los campos de los alrededores un ejercito de garcillas bueyeras busca alimento.

Y unas fotos del cortejo de la malvasía que pudimos observar desde uno de los refugios.

Los machos comienzan a perseguirse y las hembras acosadas se hacen huidizas. Los machos pelean entre sí, levantando la cabeza y la cola el macho vencedor







4 comentarios:

  1. Hola pepe,
    después de ver la entrada, ¡que ganas de conocerlo!
    tenemos que ir para allá muy pronto.
    Excelentes fotos y muy buena la información que nos das del enclave.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar muy agradable.
      Entre nosotros, me recuerda mucho a la laguna de Chozas. El origen es el mismo, salvando los tamaños.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hoy te has lucido con las espectacularidad de las aves y algun que otro cielo inmenso. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Javier. El cielo siempre "protector".
    Gracias por el comentario.

    Saludos.

    ResponderEliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog