Valdosin


Citar Valdosín es hablar de las fuentes del Esla.
Han pasado muchos años desde la primera vez que nos acercamos a este valle siguiendo los pasos de "Los Caminos del Esla". Buscando las fuentes del Esla o camino hacia Arcenorio.
¡Y los chorizos asados a la piedra, antes de meternos a la tienda! ¡¡Qué recuerdos de los chorizos!!
Hoy volvemos a este valle con un nuevo propósito, oir y ver a los ciervos berrando. Pero como el día es muy largo nos da tiempo a acercarnos hasta las base del Llobiles y de paso cruzar por el hayedo que cubre sus laderas.

Partimos desde el aparcamiento que han habilitado a la entrada del valle.


Este que cruzamos ya es el Esla.

Chicos creo que hoy nos mojamos.



La peña el Castiello es la guardiana del valle.



El valle de Valdosín.


En el valle vemos la peña Llobiles entre las nubes y el hayedo que atravesaremos para acercarnos a las praderias de su base.


Las lluvias de los últimos días dan algo de color a la zona.

Las nubes recorren la zona ocultando y despejando por momentos a la peña Ten.



Entramos en el hayedo. Este año si que vamos servidos de recorridos por bosques. Dentro de un par de semanas cuando tengamos que elegir entre uno de ellos para visitarlo con colores otoñales nos resultará muy compleja la elección.


La hora del bocata. Hace frío!!!

Seguimos a ver si se nos quita el frío. El bosque esta precioso pero aún no muestra un ápice de cambio en sus hojas. Si!!! habrá que esperar al menos dos semanas.


Un calvero en el bosque antes de llegar a la base del pico.


Y un último tramos de bosque.

Durante nuestro ascenso hemos podido escuchar los "berridos" de algunos ciervos. Este es tal vez un buen lugar para observar la berrea, cuando los machos salen del bosque hacia zonas despejadas. Pero comienza a llover y no es plan estar bajo la lluvia. Por tanto, decidimos descender y acercarnos al refugio que hay en el valle junto al bosquete de acebos.

El valle se encuentra en este momento ocupado. No molestes a las ovejas, no sea que los mastines.....


La lluvia continuará intermitente el resto de la tarde. Pero a los machos ciervo eso no les afecta. La berrea se escucha por todo el valle.
Hemos podído ver infinidad de machos desgañitarse en busca de hembras. Machos grandes, con potentes cornamentas.
Sentados a la puerta del refugio como si fuera un cine y con un fuego en su interior para calentar de vez en cuando. Que más se puede pedir??? Pues hombre ya puestos.... un vermut.

2 comentarios:

  1. Yo también me acerqué a conocer las fuentes del Esla y el valle de Valdosín después de leer el entretenido libro "Los caminos del Esla".
    Como apunte comentarte que el paisano que se encuentran los autores al lado de la peña Castiello es actualmente el que lleva el bar de la Uña, Vicente Alvarez, guarda del coto Piloño. ( Me costó bastante que se acordara de haber visto dos tipos que le preguntaban insistentemente por el nacimiento del Esla pero finalmente al decirle el sitio exacto - que viene reflejado en el libro- se acordó)
    Si visitas el bar de la Uña Vicente estará encantado de contaros viejas historias de aquellos valles.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Pues habrá que pasarse por el bar de Vicente.
    Pues si eres de libros y paseos te recomiendo "Donde las Hurdes se llaman Cabrera" de Ramón Carnicer. Un libro que nos llevó por los pueblos de Cabrera.
    Saludos.

    ResponderEliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog