Irati




27/09/2016
Camino del aparcamiento de la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves, intentamos buscar recuerdos de las jornadas vividas junto a estos bosques. Aquellos días que vivíamos en Soria, en los que el Mendez (Juan Carlos) nos preparaba recorridos por Irati y los puertos franceses de los alrrededores.

La mañana amaneció fría, pero los cielos presagian que será un día espectacular.

Cruzamos la sierra de Abodi y nos introducimos en el bosque de Irati, la mayor mancha forestal de hayedo-abetal de España, a pesar de ser un bosque explotado desde hace muchísimos años.

Aprovechando que tenemos las bicis, nos proponemos un recorrido por los alrededores del embalse. Pero "in situ" nos damos cuenta del error, ya que aparte del esfuerzo de la pendiente, circularemos por un pasillo de haya que guardará la uniformidad durante todo el recorrido.

Por ello, decidimos esconder las bici en una curva y continuar a pie por la margen izquierda del embalse.

Un acierto, ya que desde ese momento comenzamos a recorrer el verdadero bosque de Irati.

Un pequeño sendero entre hayas de gran porte y con una mullida alfombra de hojas.

El día espléndido se ha ido deteriorando, y cuando nos encontramos en las proximidades de la presa, nubes bajas nos envuelven y comienza a llover. El bosque adquiere otro matiz, brilla bajo la humedad.

Pero serán cuatro gotas, y volveremos relajadamente, desandando nuestro camino y recuperando nuestras bicis.






Cruz aún pedalea con la misma bici que lo hacía en los tiempos que veníamos por Irati.


La mayor mancha de hayedo-abetal de la península.


El sendero circunda y se acerca al embalse de Irabia.


















En la presa del embalse. Punto final de nuestro recorrido.

Como aún es temprano, decidimos acercarnos hasta el puerto de Larrau.
Dónde esta el Ory?????

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog