Castrillón de Fuentes (Pico Pardal) y Canto de la Valleja Niales




29/04/2016
Dirigimos nuestros pasos por trazados de viejas calzadas romanas, entre encinas centenarias y robledales desnudos, hasta que un desvío nos lleva a un nivel superior, en altura y en el tiempo.

Hacia el Castillón de Fuentes, promontorio que en sus días vio asentarse sobre sus llanos a la tribu de los vadinienses, uno de los ocho clanes de los cántabros.

Los romanos los combatieron y los dominaron, bajándoles a los valles.

Hoy solo encontramos los restos del aljibe que existió en las inmediaciones de la cumbre, y  que les permitiría resistir los asedios romanos.

Para llegar al Castrillón nos acercamos hasta Fuentes de Peñacorada, pueblo de montaña según reza en la señal que hay en el cruce.

Tomamos el sendero que el ayuntamiento de Cistierna ha balizado y nombrado como: "La Huella de las Legiones". Un camino que conserva tramos de calzada y que se dirige hacia El Campurrial, en la norte de Peñacorada.

Nosotros dejamos antes el camino, en una curva donde hay una mesa-cartel que nos habla del Castrillón de Fuentes. Desde ese punto el sendero (ya más estrecho) asciende entre praderías, encinares y bosque de robles hacia la cima del Castrillón (Pico Pardal).

Pocos restos del asentamiento (el hueco del aljibe), pero unas estupendas vistas hacia las montañas de Ocejo de la Peña: Los Moros, Peña Rionda, Pico Cerroso y el Campriondo. Al cierra vistas Peñacorada. Al oeste se prolonga el valle de Sabero y al este el pequeño macizo del Canto de la Valleja de Niales que nos impide ver el Valle del Hambre.

Se vuelve necesario ascender al Canto de la Valleja. Por ello descendemos al collado y remontamos las laderas en busca de su cima, en busca de sus vistas.

Lo esperado, los extensos robledales que protegen al santuario de la Virgen de la Velilla y a La Mata de Monteagudo, aparecen bajo nuestros pies.

Cómo serían estos lugares cuando los vadinios ascendieran estas cimas en busca de sus ganados? o cuando acecharan a los legionarios???? Desde esos tiempos los bosques habrán sido arrasados y en sus terrenos habrán vuelto a germinar nuevos árboles. Y en dos mil años por estas tierras habrán pasado gentes en busca de recursos físicos y espirituales.

Volvemos al valle y al encuentro de la calzada que nos deposita en Fuentes.



Ficha de la ruta

Itinerario:  Fuentes de Peñacorada - sendero Las Huellas de las Legiones - valle Cuenjas - Castrillón de Fuentes - Canto de la Valleja de Niales - valle Cuenjas - Fuentes de Peñacorada
Fecha de realización: Viernes 29/04/2016
Punto de partida y llegada: Fuentes de Peñacorada
Tipo de recorrido: Circular
Distancia desde León: 73 km
Cota: mínima: 1.100 m – máxima: 1.542 m
Desnivel aproximado: 500
Distancia a recorrer:  9 km
Tiempo invertido: 4 horas

Mapas: hoja nº 105 ING 1:50.000




Fuentes de Peñacorada
Fuentes
Como todos los pueblos de montaña, sus casas se apelotonan en la ladera. En este caso con muy buena orientación.


Peñacorada



El Castrillón de Fuentes o Pico Pardal
Peña Villa y Canto de la Valleja de Niales.


El aljibe en la cima del Castrillón

Los Moros, Peña Rionda, Pico Cerroso y el Campriondo.


CIMA!!! del Castrillón de Fuentes
El valle de Savero.
Los Moros y Peña Rionda.

Otra vista del Castrillón de Fuentes, donde vemos lo inexpugnable de su paredes.





Peñacorada.

El Valle del Hambre.


La vuelta. En busca de la calzada que no llevará a Fuentes de Peñacorada.





4 comentarios:

  1. Bonito descubrimiento para nosotros el pueblo de Fuentes de Peñacorada e inquietante pensar en la posible etimología del Valle del hambre...
    Un interesante recorrido Pepe!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo ascendía junto a Javi a la Peña los Castros, cuando nos encontramos cerca de la cima con un hombre que era de la zona. Desde la cima teníamos buenas vistas del valle de Valdetuejar. Ese hombre fue el que puso en nuestros oídos el nombre de Valle del Hambre.

      Tal vez fue leyenda, pero se cuenta que el poder del Señorío del Marqués de Prado era muy duro con la población de sus tierras y las gentes del lugar pasaban hambre para que comieran los señores.

      Saludos Cotoyas.

      Eliminar
  2. Como me gustan esas calzadas antiguas, No conozco esa zona todavía, pero Peñacorada ya hace algún tiempo que la tengo en el capitulo de pendientes. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel.

      Cuando quieras nos hacemos la peña y las calzadas y el museo de la minería que esta en Sabero (domingo gratuito) que seguro que te gusta.

      Un beso a Amparo

      Saludos Xistras.

      Eliminar