Peña Ten



19/02/2011(Recuperada del baúl de los recuerdos)
De aquel día guardo un gran recuerdo del último tramo de arista anterior a la cima.

La mañana fría y despejada se tornó ventosa, al tiempo que las nubes cubrían el cielo. Nieve dura, pero perfecta para crampones. Y una soledad que dañaba cualquier corazón que no fuera malvadamente insensible.

Momentos de satisfacción cuando alcanzo la cima. Unas fotos, un vistazo a las cimas colindantes y descenso al valle, que guarda el calor de un día tan soleado.

Las fuentes del Esla se encargan de desalojar la nieve acumulada en el valle, sin prisas, ordenadamente, cada gota en su momento, esperando su turno para un largo viaje.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario