Rucayo - Un balcón con vistas



21/12/2014
Partimos rumbo a Ocejo de la Peña con la intención de hacer la vuelta al Campriondo.

Cuando alcanzamos el alto que nos lleva a Sabero, vemos que el valle esta inundado por la niebla. Media vuelta, replanteamos el recorrido y nos vamos a la zona del Porma.

Rucayo, final de carretera e inicio de varias rutas. La más recorrida, la que bordea el embalse camino del abandonado pueblo de Utrero o el mas lejano de Camposolillo. Pero hoy vamos a caminar hacia el norte, hacia el collado Ferreras, para ver, tal vez, los tejos de la Cerbatina.

Lo habíamos recorrido un par de veces hace tiempo. Pero hoy, tal vez por la luz, nos resulta nuevo y sorprendente. El arroyo, la roca, las praderas, todo nos resulta inédito.

Será cuando descargue las fotos en casa, cuando me de cuenta que esta rutilla sin premeditar, ha resultado un autentico balcón sobre un grupo muy grande de montañas, que sorprenden muchas de ellas por sus formas y vistas poco frecuentes.

Final del otoño, inicio del invierno. Este día prefirió deleitarnos con una temperatura de verano. (salvo a primera hora, que hacia un frío del carajo)


Salida de Rucayo, el pico Mahón conserva algo de nieve en su cima.

Veinte ovejas y ocho mastines que salieron a nuestro encuentro muy enfurecidos.
Cuando ya pensamos que nos comían, se calmaron y desaparecieron por donde habían venido.

El pequeño arroyo que hoy remontamos, tuvo que se en su momento un gran río para generar esta hoces.

Un paraje curioso.

Camino del collado.

Collado Ferreras.
A nuestras espaldas se vislumbra las aguas del embalse del Porma.

Al frente las montañas de San Isidro: pico Redondo, Ausente. A la derecha la Peña San Justo.

 Encuentro en la cámara de Martín unas fotos que se ve a un grupito de rebecos en plan correrías de celo.


Caminamos entre el hayedo.

Los Mampodres, donde destaca la larga y plana cima de la Polinosa.

Desde el collado Ferreras vimos a un gran grupo de rebecos pastando en las praderas de la Peña Arveyal.
Ya no están, pero las vistas hacia la Peña de San Justo son formidables.


Volvemos hacia el collado Ferreras, para caminar por una senda que nos acerca al promontorio rocoso que se ve a la derecha.

Peña Mahón.

Collado Ferreras y Pico Redondo y Pico Cuerna.

El Susarón.

Una curiosa vista de Peña Ten en el mismo plano con Peña Santa.

El Espiguete se alinea con la Llerenes y Las Pintas.

Un balcón extraordinario, al valle de Reyero, línea de montes de Cuetos Negros y la de roca de Los Moros y La Rionda. Más al fondo Peñacorada cerrando la línea de montañas.


Al oeste la inconfundible silueta de Peña Forcada.


El Bodón.


Por supuesto un balcón al embalse del Porma

4 comentarios:

  1. Pues una maravilla ir a dar un paseín y encontrarse con semejantes panorámicas...Y luego me dices que yo sé todos los nombres??? Pues tú tampoco lo haces mal eh? Eso nos mantiene más jóvenes y con más agilidad mental !!! Hay que continuar en la brecha... Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre un paseín ..... Unas buenas cuestas si nos metimos. Y la vuelta se hizo dura.
      No esta en mi línea eso de poner tanto nombre, pero todo sea por lo de la agilidad.
      Saludos Paloma.

      Eliminar
  2. Esta es una zona desconocida para nosotros (por el momento), aunque desde donde se ven muchas otras zonas no tan desconocidas... El Susarón, por ejemplo, la tenemos en la carpeta de pendientes.
    Que buenas vistas durante toda la ruta!! y vaya chula esa última foto hacia el embalse!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La zona del Porma me encanta. El embalse da mucho juego en las combinadas Kayak-ascensión.
      El Susarón es el rey de la zona. Subir por la arista este, pienso que es la más vistosa.
      Saludos Cotolla.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog