Una historia de osos y un gato montés





09/09/2014

No pensaba publicar nada sobre nuestro último encuentro con osos.

Pero me doy cuenta, que este blog, es un recopilatorio de nuestras actividades, salidas y demás aventurillas. Y tendría una gran laguna si no cuento el día que nos acercamos hasta Somiedo con la intención de ver osos.

No solamente una madre con tres crías, en sesión de madrugada y tarde (pero a media tarde, que se dejaron ver ente las 16:00 y las 17:00, sin respetar la hora del café). 

Otra de las estrellas ha sido un enorme y precioso gato montes que cazaba topillos en un campo con la mayor tranquilidad.

Unas fotos testimoniales, de una gran experiencia vivida en las tierras del oso, Somiedo.



 El día comienza muy pronto


Una osa (muy delgada) con tres crías (en la foto solo se ven dos)


 Las horas centrales, las aprovechamos para recorrer algo la zona

 Decidimos acercarnos hasta las brañas de Mumián.



 Brañas de Mumián.



 Un "raitán"


 Mucho más próximo que el oso.



 Culebrera.









 El más observado del día.


 Atardecemos al igual que amanecimos, pegados al catalejo. Pero hoy hemos visto al oso!!!!



6 comentarios:

  1. Menuda propaganda le haces a Somiedo, osos, gatos monteses.... por cierto que al petirrojo, por aqui lo llamamos raitán.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias por la información. Ahora mismo lo corrijo.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Las fotos del petirrojo - raitán son una maravilla. No sabes lo que aprendo de "bichos" con tus reportajes: Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también aprendo. Sobre todo de mi hijo Martín, y como ves de algunos blogeros como Cienfuegos que me apuntó el nombre de raitán.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Preciosas fotografías y maravillosa experiencia. Las fotos de paisajes son una maravilla y el gato montés es un animal apasionante y verlo así es una gozada. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en esta salida tuvimos mucha suerte. Ver el gato es una gozada como dices, pero cuando ves a la osa, su tamaño, la soltura y agilidad con la que se mueve.... es una pasada.

      Saludos.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog