Amaneciendo en Paington



Madrugar es algo que nunca me ha supuesto esfuerzo.

Salir a dar un paseo por las playas de Paignton, con un día radiante, no tiene precio.

Con el solsticio de verano los días comienzan su lento decrecimiento. Hemos visto en los madrugones de Paington como la salida del Sol se desplazaba camino de Torquay. Durante unos días su avance se interrumpió, aparentando una bola de fuego estática. Volverá a tomar carrerilla para ir buscando (en invierno) su puesto en el centro de la bahía.

Y las tardes que reducen minutos de luz. Pufffff, no me digas que vuelve el invierno!!!!!

Pero esta mañana, paseo por las soleadas y desiertas playas de Paignton, mientras un radiante Sol me da los buenos días.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog