Nos engañan


Grita, grita, que nadie te escucha.

Hoy hemos salido a caminar. A disfrutar del radiante día que ha salido después de tantos de temporal.

Por el sendero costero, por las playas de Paignton, sorteando pequeños acantilados, cruzando verdes praderas y por una desconocida playa (Broad Sands), hasta alcanzar la cala de Elberry Cobe.

Un continuo sube y baja, exento de tráfico de coches, ya que, incluso los tramos junto a las playas, están separados del tráfico rodado.

Broad Sands
Solo en el momento de salir de casa hemos de cruzar la carretera, donde vemos algunos grupos de ciclistas. Próximos a Paington Pier, con un mar en calma, los amantes del paddle recorren la bahía. Y durante todo el camino, infinidad de paseantes, muchos con perro, disfrutando del Sol y de la compañía de otras personas.

Cerca de  Elberry Cobe, en un excelente promontorio sobre la bahía de Torbay, un grupo de pajareros en busca de rarezas.

En la playa de Elberry, mientras almorzamos, asistimos como un par de señoras entran en el mar para su baño diario.

Desde Brixham hacia Torquay, dos kayaks recorren esta parte de la costa.

Todo un mundo de actividad para la mañana de un lunes corriente. Gente haciendo lo que más le gusta, pasándoselo bien. Disfrutando de la vida.

Algo desconocido para mí hasta hace unos meses, donde mi universo se reducía de lunes a viernes, a meterme antes de salir el Sol al "zulo" (siempre con las cortinas cerradas para no deslumbrar la pantalla del ordenador).

Sin saber que fuera había un mundo en el que la gente disfrutaba de la vida, haciendo cosas tan sencillas como dar un paseo relajado por la playa, montar en bici, remar en paddle o en el kayak, correr por el paseo, observar aves o nadar en el mar.

Nos engañan, nos concienciaron desde pequeños que era necesario trabajar, producir, generar riqueza. Para vivir, para engrandecer nuestra nación y para forjarse como persona.

Y siempre amenazándonos con quitarnos el trabajo, con dejarnos en el paro......

Miedo o coacción?

Hay que trabajar para generar riqueza. Para qué? para quien?

Habría que buscar en el desván la vieja máquina de hacer billetes y ponerla de nuevo en funcionamiento. Unos sacos de billetes para dárselos a los ricos, a fín de que estén tranquilos y nos dejen vivir, dar paseos, correr, pasear el perro, montar en bici, remar con el kayak o con el paddle e incluso mirar pájaros.

Mientras, ya nos iremos apañando, ya iremos tirando, ya nos preocuparemos nosotros. Que no van a venir los ricos a darnos una vida mejor, como mucho a quitarnos nuestros paseos, nuestras carreras, nuestros recorridos en bici,......, en definitiva, lo que nos gusta, que es lo que a ellos les jode: QUE VIVAMOS FELICES.

Elberry Cobe





No hay comentarios:

Publicar un comentario

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog