Pico de la Cruz (Barrios de Luna)




03/06/2013

Los días más largos del año. De ellos, destacaría la luz del atardecer. Las salidas de tarde cobran un nuevo sentido, la luz que inunda los valles a última hora, desde la cima, o desde el agua, nos brindan paisajes nuevos, distintos.

Tal vez, el culpable de la salida de hoy sea José Luis. En su blog lanzó la pregunta: "En busca del mejor mirador del Luna"

Hoy nos vamos José Luís y yo a ver mi propuesta del mejor mirador: Pico de la Cruz.

Para ello, nos acercamos hasta las proximidades de Malo de Luna. En una pequeña cala, botamos nuestros kayaks, para poder disfrutar un buen rato de paleo por las aguas del embalse de Luna, antes de acometer la ascensión.

El puente de Fernández Casado es impresionante cuando se atraviesa desde la autopista. Pero cuando pasamos bajo él, próximos a sus mastodónticas columnas, da la impresión de haber sido trasportados a algún templo del Antiguo Egipto y estar remando bajo un obelisco.

En una cala anterior, a la que contiene los restos de la iglesia de Lagüelles, hacemos el transito a las zapatillas y acometemos el ascenso a la cima del pico de la Cruz.

La primavera se ha retrasado este año, el verano igual, pero las praderías ya están agostadas.

Las fotos en Picasa

Primavera algo retrasada.

El embalse de Barrios de Luna.

Preparativos.
José Luís intenta meter la mochila en la bolsa seca, aunque parece que es él, el que quiere meterse.

En el agua.
Frente a nosotros, las montañas que dan sombra a Mirantes, el Cerroso, los Montes Tijera, peña de las Arregueras y la peña Cabrones.

Las sabinas, las joyas botánicas de la zona.


Aparece nuestro objetivo, el pico de la Cruz, una modesta cima de 1.595 metros, perteneciente a Sierra Blanca.


A nuestra derecha algunas de las cimas del valle de Casares, Las Peñas del Prado y Meloita.


El faraónico puente de Fernández Casado.

La cala donde comenzamos la ascensión.


Al poco de comenzar la ascensión, las vistas son inmensas.


Alcanzada una primera arista, podemos volver a ver las cimas que contemplamos al inicio del paleo.

El macizo del Cirbanal




Lo que nos resta para alcanzar la cima.

José Luís, no me digas que esta cima no tiene vistas.



Podemos hacer combinaciones en las panorámicas de todo tipo.

Ubiña entre nubes.




Una pequeña canal antes de alcanzar la cima.

Por la cara sur de Sierra Blanca, aparece el valle del Cuartero.

CIMA!!!!

Desde esta altura ya se pueden ver todas las cimas del Cirbanal, Genestosa, Los Estribos, la Silla y el Cirbanal.

Hacia el este, peña Portilla o el Alto de las Trincheras.
Delante el pico Cabrones.

Al oeste, a contraluz, el valle de Valverde y montañas como el Penouta y el pico Churros.

Peñas de Prado y la Meloita


En el descenso acabamos atrapados por la vegetación.
Pero semos, marines o nenazas?
Alguno se pone los pantalones largos para no arañarse.


Nos acercamos hasta las ruinas de la antigua iglesia de Lagüelles.

La puesta de sol mientras navegamos, los reflejos de la luz en el agua, los cambios de matices en la vegetación. El viento cesa, las aguas se calman.
Llegamos cansados, pero aún queda tiempo para un baño.


6 comentarios:

  1. Tenía que haber escrito el reportaje yo antes, ahora ya no se que decir... eres el Garcilaso de los Blog de montaña!!!
    Ya aprendí la lección, cuando vaya contigo pantalón largo y frontal, no se como lo hacemos pero acabamos siempre metidos en medio de la jungla.
    Por cierto Marines, a ver que nenaza se da un bañoa las 22:30 a la luz de la luna!!!
    Muy bueno el reportaje y las fotos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes suficientes historias para contar.
      Menudo baño!!!!!!

      Saludos

      Eliminar
  2. Enhorabuena por esas imagenes tan espectaculares!

    ResponderEliminar
  3. M gusta mucho tu blog y su contenido...Preciosas imágenes! Enhorabuena!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste.

      Saludos Mary Nieves.

      Eliminar