Sierra del Mongayo desde Vega del Pociellu


El Cantu del Oso desde La Ablanosa
Bosque de Fabucado
Vega de Pociellu
Sierra de Mongayo
Konicoleando en la cima del Remelende
Hayedos.

21/10/2015

21/10/2015 Back to the Future Day.

El Futuro es ahora pasado. Mientras me acerco hasta Tarna, escucho como todas las emisoras de radio hablan de McFly, de sus zapatillas que se abrochan solas, o de los monopatines sin ruedas.

Aquel día vimos en la gran pantalla un futuro lejano. Un futuro que nos parecía de película, muy alejado. Aquel día es hoy.

No circulamos en coches voladores, ni tenemos ropas ajustables (o tal vez si!!), pero esta claro que de aquellos días a hoy, se han incorporados a nuestras vidas grandes avances. Internet, esa ventana al mundo, y la era informática se nos ha colado sin darnos cuenta.

Y en nuestro mundillo de las montañas??? Algo ha cambiado????

Asciendo por el sendero de Fabucado, el bosque tamiza la luz con sus hojas multicolor. Al frente veo como una persona se aproxima corriendo. Zapatillas, mayas ajustadas de corredor, un cortavientos y los bastones en la mano. Cuando llega a mi nivel, se para para a saludarme, a la vez que detiene su cronómetro.

Aprovecho a preguntarle si conoce la zona.

-Si, soy el guarda. Bueno no de esta zona.

Se me ilumina la cara.

-Sabes si hay camino a la collada de las Arenas?

-Si, vengo de allí!!

Realmente en el mundo de los montes la cosa ha cambiado. Los guardas de antes.... No voy a hablar de los de antes. Los actuales, estos que aprovechan su día de descanso para correr y conocer otras zonas, o los que te encuentras observando pájaros, o en el monte patrullando, gentes que gustan de su trabajo, que disfrutan de él.

De nuevo vuelvo a cruzar el puerto de Tarna. En esta ocasión con intención de adentrarme hasta la vega de Pociellu, cruzando el increíble hayedo de Fabucado.

Bien valdría una camina hasta esa vega para llenar el día. Pero hoy pretendo desde esta vega, alcanzar el collado de las Arenas y recorrer la amplia sierra del Mongayo hasta alcanzar el Pto. de Tarna.

Y gracias a las indicaciones del guarda (surgido como un ángel), conseguiré mi objetivo.

Al entrar en la vega de Pociellu, no hay que llegar hasta las majadas. Antes de estas hay una gran piedra en la vega y un entrante de la pradera en el bosque. Es en ese punto donde comienza el sendero. Jitado en su entrada y perfectamente pisado en el bosque. Seguimos dirección norte hasta cruzar dos pequeñas camperas (bastante cubiertas por helechos). En la segunda hay que dejar el sendero del bosque y buscar a la izquierda una nueva traza. Esta es la mía, la que entre bosque toma rumbo a la collada de las Arenas.

Alcanzada la collada de las Arenas, continuo por la Muesca de Braga para alcanzar la arista montana.

Por la divisoria de valles cabalgo entre las nubes que un fuerte viento arrastra desde el norte.

Pierdo la visión. Recorro la arista entre sombras e incertidumbres, hasta que el viento despeja de nuevo mi camino. 


Amplitudes y mesetas con tintes nórdicos. Vegetación escasa, sin árboles y pequeños lagos que me traen la mente el Dartmoor. (Con niebla que malo tiene que ser esto para caminar)

Remelende, Final del camino y vistas hacia el inmenso valle de Riosol.

Aún queda recorrer los casi once kilómetros que hay desde el alto del puerto hasta el punto donde dejé mi coche. Pero, eso es otra historia de velocidad. 

Las fotos en Google+ (pincha el enlace)


Desde el mirador donde aparco el coche. Cueto Negro.


El camino










El Nalón






Camino hacia la Ablanosa.


Cueto Negro.




Cantu del Oso desde La Ablanosa.




Entramos en el hayedo de Fabucardo. Un sendero elfico.




Vega Pociellu, su hayedo y el Cantu del Oso.
Me hubiera apetecido sestear entre sus majadas, pero hoy no tengo tiempo.


El sendero retorna a mayor altura del que nos acercó hasta Pociellu.






Salgo del bosque a una gran campera. La collada de las Arenas se encuentra próxima.


Collada de Arenas.
Rapaina, Peña del Viento, ...
Hacia la Muesca de Braga.
Sierra de Pries y vega Pociellu.
A punto de alcanzar la Muesca de Braga veo todo lo que me queda por recorrer hasta la diminuta pirámide que ahora es el Remelende.


Vertiente leonesa, Pico de San Justo.




Mejor vista de la Sierra de Mongayo


Vega Pociellu




Pico del Lago y Macizo de Mampodre.
Cantu del Oso.


La niebla.
Más niebla.


La gran meseta.






Alegría en la cima.


El valle de Riosol.


Tarna
Segunda parte: velocidad.

12 comentarios:

  1. Menuda ruta, que guapo está todo el monte, a veces los guardas no son tan amables jeje, lo sé de buena mano. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El monte en estas fechas está precioso. Más en estos lugares con bosques tan extensos.
      Me hubiera gustado disponer de más tiempo, para poder disfrutar de Vega Pociellu.

      Saludos to p´arriba.

      Eliminar
  2. Q maravilla esa perspectiva de Pociellu !!! La ruta preciosa y en esta estación...aún más. Juan y yo estuvimos a punto de hacerla el sa´bado pero nos empezó a llover y decidimos hacer turismo hacia Riaño y comer en Maraña como dos duques. La tenemos pendiente. Una pasada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un recorrido interesante sería empalmar la Vega Pociellu con la de Brañagallones. En estas fechas, con los hayedos a tope tiene que ser la leche.
      Lo que no tengo claro es como se podría cerrar el recorrido sin mucho esfuerzo.

      Saludos Paloma.

      Eliminar
  3. Un bonito relato y una fotos estupendas!! Hay que ver como están ya los colores del otoño...
    Vega Pociellu, la tenemos vista desde la Sierra de Pries, cuando subimos al Canto del Oso por el Porrón de Cerrosa, pero nunca cruzamos por ella.
    La Sierra del Mongayu y el Remelende, si que la hemos pateado con abundante nieve desde el Puerto de Las Señales, en dos ocasiones.
    Una preciosa propuesta la tuya Pepe.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a emplear una frase que me paso un amigo el otro día: "El otoño es una segunda primavera, cuando cada hoja es una flor" Es de Camus, un poco sensiblón (semos marines o semos nenazas).

      Estos días los bosques están a tope. Por eso decidí acercarme por la zona.

      Lo del Remelende un descubrimiento para hacer alguna salida con raquetas.

      Saludos Cotoyas.

      Eliminar
  4. he vuelto a ver la ruta... me la he apuntado para el invierno.Buena buenas las imágenes...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino la bajada del puerto con las plegabike, con placas de hielo en la carretera.... témpanos de hielo colgando por la nariz y los dedos de las manos como porcelana a punto de romperse cuando choquen con algo.

      Si vais no dudes en llamarme.

      Saludos Javier.

      Eliminar
  5. Pepe espectacular, el relato la ruta y las fotos....se me cae la lagrimita. El camino inicial parece muy asequible para chavales. Que opción hay para no volver mismo camino?
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez llamar a Calleja y que te saque con el helicóptero.
      Ahora en serio, el sendero que tomé desde la vega creo que vuelve. Pero no estoy seguro.
      Si este fuero un blog con abundantes visitas, alguien te podría contestar. A ver si hay suerte.

      Qué tal la patuqui?

      Saludos José Luis.

      Eliminar
  6. Que buena ruta y que fechas para hacerla. ¡¡Inmejorable!!. Hace años hicimos una muy parecida, pero nosotros subimos directos desde el fondo de Vegapociellu a la Sierra del Mongayu, cruzando por encima del Tabayón. Esa senda está totalmente perdida y nos costó lo suyo cruzar por allí.
    Un saludo
    PD: lo de la bici ya empieza a ser un habitual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una suerte coincidir con el guarda en el hayedo. De no encontrarlo pensaba subir desde el final de la vega, y no se como estaría.

      Lo de la bici fue la guinda del pastel. Un descenso de casi 11 kilómetros sin dar una sola pedalada. Y menos mal que no me pasé!!!!

      Saludos Javi.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog