Peña Boquín - Miro de Valdeprado y Cornón de Busmori desde las Brañas de Susañe

El Miro de Valdeprado desde la cima de Peña Boquín.

16/03/2019
Nos vamos al Alto Sil, las tierras donde las peñas se llaman Miros.

Miro de Valdeprado, Miro de Tejedo o Miro Rabón, con apellidos para diferenciarlos cuando estamos fuera, ya que nadie en Valdeprado osará llamarlo Miro de Valdeprado, ya que su nombre es el Miro, al igual que en Tejedo no es el Miro de Tejedo, sino el Miro.

Largo trayecto hasta Páramo del Sil donde tomaremos la carretera que servía para traer el carbón de las minas de Cerredo hasta la central de Anllares a través del Valle de Valdeprado. Hoy las minas están cerradas y la central en proceso de desmantelamiento, al igual que la comarca que se ha visto desposeída de sus recursos sin buscar ninguna alternativas, y la carretera de Valdeprado únicamente sirve para que los vecinos asturianos y leoneses eviten unos cuantos kilómetros pasando por el puerto de Cerredo y para que los montañeros nos acerquemos a ascender a estas cimas tan desconocidas.

-Subimos o dejamos los crampones? Y el piolet?

Toño que es "perro viejo" en estos menesteres me dice bueno a dejar los crampones, pero que sin piolet, cuando hay nieve, no va a ninguna parte. Cuanto nos acordaremos de esta mala decisión a lo largo de la jornada, cuando durante la ascensión, apenas consigamos dejar una minúscula marca en la nieve transformada, o durante el descenso, por la sombría ladera norte, tengamos que pegarnos a los cantíles para evitar los neveros helados.

Aparcamos junto al cartel indicador de las Brañas de Susañe y tomamos el camino que hay al otro lado de la carretera, hacia el circo que forman Peña Boquín y el Cornón de Busmor y en cuyo interior se encuentran los restos de las que fueron las brañas de Busmor. 

Al poco, nuestro camino se desvía a la derecha, en el punto donde hay un cartel que nos señala la dirección al Pozo. Atravesamos un bosque de robles plagado de acebos y donde escuchamos el rumor del arroyo Busmori saltando de manera desordenada y formando las cascadas de Aguas Blancas.

No llegamos a las brañas de Busmor, nuestros pasos se encaminan a la izquierda para bordear Peña Boquín y acceder hasta una primera laguna (laguna Bermecha) que encontramos helada. Campos de nieve helada nos llevan a un collado superior donde el Pozo Cheiroso queda bajo nuestros pies y la Peña Boquín a un paso de gigante.

Peña Boquín, primera cima del día, desde donde vemos la casi totalidad del recorrido que tenemos previsto hoy: el Miro (de Valdeprado) separado por el pequeño collado donde accedimos a esta, el Cornón de Busmor a medio camino de la arista que forma el circo que algo más allá cierra el Alto del Bigardón, y donde se encuentra el collado por el que descenderemos a las lagunas de Fasgueo. 

Heladas al igual que el Pozo Cheiroso y al igual que toda la ladera norte por la que descenderemos con mucho cuidado hacia los campos de los Praizales ya próximos a la carretera.


Mapa del recorrido
Soleándonos como lagartos recorremos los casi dos kilómetros por la carretera que tenemos hasta el lugar donde aparcamos nuestro coche cerrando el círculo.

Las fotos en Google+




Al otro lado de la carretera, en el desvío hacia las brañas de Susañe se abre el circo que forman las cimas de Peña Boquín y el Cornón de Busmori.

La nieve engrandece este paisaje del Alto Sil. Montañas con nombres poco conocidos entre los ambientes montañeros fuera de la zona.

Cabanón de los Bernardos, a orillas del arroyo Busmori y en el valle de Valdeprado que es guardado por el Cerro de Bustatán.

Robledal con ejemplares de gran porte.

El rumor del agua nos atrae. Cascadas de Aguas Blancas.
Superado el bosque, salimos a zona abierta y disfrutamos de la amplitud del circo. Peña Boquín a la izquierda y
Cornón de Busmor.

Los restos de las Brañas de Susañe.

El valle del arroyo de Busmor por el que hemos ascendido. 
Laguna Bermecha y la arista que finaliza en la Fana de Resilgar (cantidad de nombres de cimas y lagunas difíciles de recordar).
Detrás de Toño, más abajo, las Brañas de Susañe.
Laguna Bermecha y la Fana de Resilgar.
La Fana de Resilgar.
Panorámica.
Favorecidos por la dureza de la nieve, ascendemos directamente hacia la cima.
No pasamos por el pozo Cheiroso que al igual que la laguna Bermecha se encuentra helado.
Otra panorámica donde recogemos las dos lagunas y mucho más.
Peña Boquín.


Cima de Peña Boquín.
Desde la cima de Peña Boquín hacia el Miro.

Peña Boquín y la arista hacia el Cornón de Busmor.


Cima del Miro (Miro de Valdeprado)

Desde esta cima disfrutamos de unas espléndidas vistas hacia las montañas de Ancares.
A la derecha las cimas del valle de Fornela; de Peña Rogueira a la Moredina. A la derecha la larga cuerda que une el Miravalles con Peña Rubia.

Aún queda nieve.
Otra vista de Peña Boquín y el Miro.


Cima del Cornón de Busmor.
Vista atrás.
Ya en el collado, bajo el Alto del Bigardón, las lagunas de Fasgueo.

Y los crampones en el maletero del coche!!!!!!!
Lagunas de Fasgueo.
Caminando por las aguas.


Y los crampones en el coche!!!!!!!

Carretera y manta.


Otro día por la zona: