El mejor mirador del Curueño


El mejor mirador del Curueño

Valle de Valdemaría

19/11/2019
Tal vez sea el mejor mirador del valle del Curueño y de sus montañas. O tal vez no!!!

La idea original era ascender hasta el Pico Mahón desde Tolibia del Arriba, pero un cambio de botas, un calcetín arrugado o un mal ajuste de la atadura de la raqueta me produjo una rozadura que desaconsejó continuar. En ese momento cuando abandonamos la subida y nos sentamos, es cuando somos conscientes del espléndido mirador que desde ese punto se tiene sobre las cimas del Curueño.

Lo habíamos visto en una anterior salida desde Tolibia hacia el Mahón, pero hoy con todo el paisaje cubierto por la nieve y con un cielo medio velado, que le trasfiere una tonalidad algo mortecina, este punto se nos antoja como el mejor mirador del Curueño.


Con esa afición que tienen los ayuntamiento de promocionar sus pueblos (tan necesaria), bien podrían poner un banco (de los de sentarse, que de los otros no tiene cabida en un pueblo con tan pocos vecinos) y enviar unas cuantas fotos y unas líneas de texto a esas paginas web donde se publicitan los mejores bancos para disfrutar de unas vistas espectaculares.

De momento Tolibia no tiene mar (que lo tuvo) y acantilados, lo que se dice acantilados, tampoco. Pero llegarse hasta la ladera del Cerro de los Joaquines, atravesando el Monte de la Hayas y recorriendo el plató  de Campa Redonda, que da unas vistas estupendas hacia el Bodón, para sentarse tranquilamente y esperar el atardecer, bien merecería un viaje por el valle de El Río del Olvido.

Las fotos en mayor tamaño en Google+




Tolibia de Arriba.

Para llegar, hemos de desviarnos de la carretera que recorre el valle del Curueño a la altura de Tolibia de Abajo y en unos dos kilómetros llegamos al de arriba.
Casi al final del pueblo tenemos la iglesia, donde hay un buen espacio para aparcar. Cercano a la iglesia hay un puente por el que cruzamos el río y nos lleva a la pista que se encamina hacia el Monte de las Hayas.
Obligado girarse para ver el pueblo y la imponente silueta del Bodón.

El Monte las Hayas se sitúa en la ladera norte del circo por el que corre el arroyo de las Tolibias.
Cerrando el circo la cumbre del Pico Mahón.


Las últimas hojas fueron barridas por los temporales de la semana anterior. Hoy el bosque emana una sensación de tranquilidad bajo la primera gran nevada de este año.

Salimos del bosque y alcanzamos el paraje denominado Campa Redonda.

Con vistas a la mayoría de las cimas del Curueño y de los valles vecinos.
El Bodón y el Cueto Cabañas.
El Cueto Ancino y Peña Valdorria.

El valiente perrillo que nos acompañó durante nuestra excursión.

Valle de Valdemaria.

Caminando hacia las laderas del Cerro de los Joaquines.

El Valle de Valdemaría queda encajado entre la línea de cumbres que forman la Peña Forcada con el Pico Socellerón ( a la izquierda) y el Alto del Sextil (a la derecha).
Con algo de aumentos podemos ver lejanas montañas como el Espigüete y Las Pintas.
El mejor mirador del Curueño.

Volviendo.
Con el Pico Socellerón a las espaldas.



Entrando de nuevo en el Monte de las Hayas.