Grulleos



16/03/2018
"Siempre nos quedará Grulleros"

La frase parecía fallida a finales del verano, cuando recorríamos el erial en el que se habían trasformado las lagunas de Gruleros.

La sequía dio al traste con las posibilidades de un Grulleros post-nupcial.

Hoy recostados en los asientos de nuestro coche, contemplamos las evoluciones de las fochas, las primeras inquilinas de las lagunas, que ya comienzan sus escarceos amorosos.

Grulleros ha recuperado el aguan -no al mismo nivel que años atrás- pero si lo suficiente como para ofrecer un lugar de descanso a las aves en su viaje hacia el norte.

De momento solo encontramos a las fochas, algunos reales, el ganso despistado que lleva unos días en la laguna grande y la primera garcilla bueyera.








 La laguna grande 
Garcilla bueyera 
Ánsar común




No hay comentarios:

Publicar un comentario

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog