Catedral de León- Portada del Juicio Final- Tímpano y dovelas del infierno



La separación de bienaventurados y malditos generalmente tiene lugar en la parte inferior del tímpano. Los malditos a la izquierda de Cristo-Juez y los benditos a su derecha.

En el centro del conjunto, la figura del arcángel San Miguel como pesador del almas.









San Miguel viste túnica larga y aparece con alas asimétricas y muy largas. Dirige la mirada hacia la balanza, que sostiene con las dos manos (no aparecen en la escultura, al igual que la cruz de la balanza), que cede del lado de los condenados.






A la izquierda del arcángel se representa el infierno



Al lado de San Miguel aparece un demonio que pretende inclinar la balanza a su favor (no creemos que intente salvar al condenado del otro platillo), para lo cual apoya un pie en el platillo.

Seguidamente, aparece una primera caldera, donde un servidor del maligno arroja un pecador que sostiene sobre sus hombros, a la vez que se observa a otro condenado ya en la caldera con rosto desencajado que bien podría ser una bruja.

Junto a esta, una segunda caldera donde un demonio con rostro desproporcionado y tocado con corona (indica autoridad) arroja a una mujer que ya tiene la cabeza dentro y a la que una serpiente le muerde la entrepierna (pecado de lujuria), y otro servidor se dispone a lanzar de cabeza a otro condenado que lleva atada una bolsa al cuello (pecado de avaricia).

Dos pequeños diablos en los extremos de las calderas avivan el fuego con fuelles.

A continuación, tres cabezas de feos gigantes engullen a otros tantos condenados, que aparecen desnudos.

Dovelas del infierno

La representación del infierno continua en seis dovelas de las arquivoltas de la portada.


B1
En la primera dovela derecha de la arquivolta inferior, se representa a un Satán de feos rasgos faciales, que aparece sentado en un trono formado por dos jóvenes desnudos, varón y hembra (símbolo de la lujuria), que a su vez se sientan sobre el fuego.

Ella desesperada se tira de los pelos, mientras que el joven llora.

Satán luce la corona del rey de los demonios, encargado de de castigar el pecado de lujuria, considerado uno de los peores.











------------------------------------------------------------------------

B2

A la derecha de la dovela anterior, en la correspondiente a la arquivolta central, dos demonios con cuerpo humano y cubiertos con pelo animal, grandes bocas y cuernos. Uno clava en la cabeza de un condenado que esta de pie un garfio, mientras pisa a otro condenado caído en tierra y que el otro diablo trata de asfixiarlo con un lazo.

















------------------------------------------------------------------------


B3

En la dovela de encima, otra escena de tormento.

En una caldera con aceite hirviendo, hay dos condenados dentro y un feroz demonio, con aspecto de chivo, está empujando a otro condenado para que caiga de cabeza a la caldera (te vas de cabeza al infierno), al tiempo que le araña la cabeza con sus garras, Fuera de la caldera, un sapo (símbolo del mal) y una rata tratan de subir para morder a los condenados.













------------------------------------------------------------------------


B4


En la primera dovela de la arquivolta exterior, aparece por cuarta vez una caldera con aceite hirviendo.

Dentro de ella un condenado que es pisoteado por un diablo que porta otro condenado para arrojar a la caldera.

















------------------------------------------------------------------------


B5


La dovela de encima, representa un diablo boca abajo, con forma de animal salvaje (cabeza de buey) y cabezas monstruosas en los cuartos traseros y una tercera en el lomo que esta mordiendo la mano de un condenado negro (por los rasgos de la cara y el pelo rizado) que es aprisionado por otro demonio de cabeza horrible.














------------------------------------------------------------------------


B6


En la dovela siguiente, aparecen dos diablos que tienen encadenados a un hombre y una mujer (pecado de lujuria).

Las cabezas de los demonios son monstruosas y uno de ellos (el de abajo) tiene una segunda cara a la altura de la rodilla.

















------------------------------------------------------------------------

En la catedral de León , al contrario de las francesas, solo hay en el infierno personas de baja sociedad, seguramente por mandato de los canónigos que no veían con buenos ojos la condenación de altas dignidades eclesiásticas o civiles (Este infierno leonés, resulta de un caracter más mundano que algunos franceses).

Dovelas de la lucha por las almas

La curiosa anécdota de disputarse las almas, ángeles y demonios, es típica de León, figurando en dos ocasiones, en el intermedio de las escenas infernales y celestiales, como transición de unas a otras.


A1


En la segunda dovela de la primera arquivolta, aparece una escena donde se lucha por dos almas, de la que tratan de apoderarse dos demonios (el propio Satán uno de ellos). Pero un ángel le disputa una y gana.

Satán con cabeza de animal salvaje y cuernos y orejas de chivo, pone sus asquerosas pezuñas sobre los hombros del desafortunado.

El ángel con rasgos orientales y cabello ondulado, salva al desafortunado, pero el segundo diablo se apodera de otra que aparece en el suelo.









------------------------------------------------------------------------


A2
En la cuarta dovela de la arquivolta externa, aparece otra escena parecida con cuatro figuras.

El ángel consigue una victoria sobre el demonio valiéndose de una especie de horca de dos puntas que remata en una crucecita.

Pero el demonio ya ha cogido otra alma.

















------------------------------------------------------------------------







No hay comentarios:

Publicar un comentario

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog