Catoute

Pirámide cimera del Catoute.
Valle del Campo de Santiago.

27/04/2017
No puedo relatar la salida al Catoute sin recordar aquella que hicimos hace 30 años.

Una salida de fin de semana, con Cruz, Paco, Gela, Oscar y Conchi. Una ascensión al Catoute, partiendo de Fasgar hasta las praderas de Martín Moro donde pasamos la primera noche. Al día siguiente continuamos descendiendo junto al arroyo Boeza hasta Colinas, y desde allí, remontando el Susano hasta situarnos en unas campas, cercanas a la cima, donde pasamos la segunda noche. El domingo, muy de mañana, hicimos cima en el Catoute, y por la arista llegamos a la cabecera del valle de Campo de Santiago para ya regresar a Fasgar.

Hoy no llevo sobrepeso de saco de dormir, ni tienda ni bártulos para pasar la noche. Hoy camino ligero de equipaje, como montaraz que se acerca a estas montañas de fuertes desniveles, que han sido domadas por el tiempo, ofreciendo cimas y laderas redondeadas y largos valles.

Salgo temprano de Fasgar. Los diez grados bajo cero, que el termómetro del coche ha recogido cuando entro en el pueblo, me obligan a caminar deprisa. Por pista, entre praderías hacia el collado del Campo. Desde este punto se ve el valle de Campo de Santiago o Martín Moro, pero la sombra aún permanece instalada en el fondo sur. Una nueva pista, más estrecha, se encamina al Alto de Valdiciervo. La sigo y comienzo a recorrer los altos del circo del Boeza.

Finalizada la pista, un sendero recoge el testigo y me lleva al Alto de Valdoso, donde tengo excelentes vistas del cercano Tambarón y de la Peña de la Rebeza.

Sin lugar a dudas, este será el tramo más disfrutado hasta llegar al Catoute. Sendero, arista, amplias vistas y muchas ganas de caminar.

La vista del Catoute desde Peña la Rebeza, será posiblemente la más agresiva.

Desde su cima, la vista se esparrama por los cuatro puntos sin límite.


La ruta que asciende desde Colinas aparece desde las alturas muy marcada, y ello me lleva a decidir la vuelta por ellas, completando así, el camino que hice hace años.

Muy marcado y señalizado, pasando por Colinas y recorriendo un buen número de kilómetros y desnivel, que harán que cuando llegue junto a la ermita de Santiago (en ese momento plenamente iluminada) le pida al santo fuerzas para superar las últimas rampas de acceso al collado del Campo.





 Fasgar
 Los diez grados bajo cero se notan.
Salida de Fasgar.
Estas sierras presentan uno de los modelados glaciar más marcados en la Cordillera, como son los valles de Fasgar, Colinas y Salientes.
Valle de Urdiales y las alturas del Tambarón




 Valle del Campo de Santiago
Comienzo a bordear el circo del Boeza. La parte del valle donde se ubica la ermita aún permanece a la sombra. Las Torres de Vizbueno refulgen con los primeros rayos de sol.
Por el Alto de Valdiciervo. En la parte central el Alto de Valdoso, escoltado por el Tambarón a su derecha y La Rebeza a su izquierda.
De clara procedencia glaciar. El joven Boeza desciende hacia Colinas.


Montaraz!!! un recorrido muy montaraz.
Valle de Salientes.
El valle del Campo de Santiago y la ladera roreste cubierta por abedules. Recordemos que estamos en Omaña, donde se encuentran algunas de las manchas más grandes de abedules.
Peña la Rebeza y la laguna de idéntico nombre.


El alto del Pico de la Cernella y la arista que me llevará hasta el Catoute.


Valle del Campo y el collado del Campo.


Valle de Salentinos y el pico Valdeiglesias.




Camino recorrido
Y lo que resta a cima.
CIMA!!!! del Catoute.


Konicoleando!!!!!


Por el centro del valle asciende el sendero que viene de Colinas.
Descendiendo hacia Colinas.




Colinas del Campo de Martín Moro Toledano.
Un pueblo fantasma. A medio día y ningún parroquiano por sus calles. 
Recuerdo que cuando pasamos hace 30 años, Colinas era un pueblo abandonado (en el mapa aún aparece Colinas como abandonado). No había calles empedradas, las casas aparecían abiertas y en los interiores mobiliario abandonado por los suelos.


Camino de Colinas al valle.
El Boeza.


Por fin el valle!!!!
La tonalidad morada corresponde a la floración del brezo.
Abedules y "capudos" (serbales)

Por la zona:

Abedulares de Montrondo



1 comentario:

  1. Este pico le tengo unas ganas tremendas para cuando nieve. A ver si el próximo año me quito la espinita.

    saludos

    ResponderEliminar