Retriñón

Konicoleando en la cima del Retriñón

Retriñón

Mayaín

19/04/2017
De nuevo cruzo el Pajares hacia la montaña asturiana. Hacia el Retriñon, desde la localidad allerana de Felechosa.

El amanecer me sorprende por las tierras de Gordón. El día se presenta radiante y sin nubes, hasta que en las proximidades del puerto entro en la niebla y comienzo a plantearme si mi apuesta por las tierras alleranas será la correcta.

Afortunadamente cuando me separo del puerto vuelvo a ver la luz y a la entrada de Felechosa la cosa no pinta mal.

Para alcanzar el Retriñón desde Felechosa me sirvo del sendero PR AS-30 "Ruta las Brañas". Un recorrido circular que parte de Felechosa y recorre un buen numero de brañas hasta alcanzar la base del Retriñón, punto donde abandonaremos el sendero para atacar directamente la cima.

Si apenas posibilidad de equivocar el camino, ascendemos por un camino tradicional hacia multitud de prados y brañas. El camino asciende en todo momento sin descanso, entre arboleda que resplandece con la hoja nueva. Los pájaros apuran sus cantos en busca de pareja y apenas son conscientes del caminante que para para observarles.

Cercano al Mayaín (la braña proxima a la Collá de la Felguera) la niebla intenta engullirme. Solo la pirámide cimera del Retrión parece sobresalir de ella.

Cruzo un rodal de acebos (de los que me daré cuenta de su extensión cuando baje de la cima) y me sitúo en la Collá de la Valencia. Ya solo resta superar una ultima rampa, una rampa de casi 600 metros de desnivel.

Un filósofo (o vete a saber quien!) dijo: "Quién vaya contando los árboles, no respirará el aire fresco del bosque". No necesito ni GPS, ni altimetro para ver lo que aún me resta. En cada parada miro los montes que consiguen romper la capa de niebla para asomar su cima, o los valles que aparecen en la vertiente este.

CIMA!!!!!

Viento, sol, niebla y una luz cegadora que inunda toda la cima. Qué más se puede pedir????

-Que gane el Madrid.


Mapa del recorrido
Felechosa es una población grande. Cuando aparco entre sus calles, me da la sensación que estoy de visita turística más que de monte.


Ermita de las angustias, en la parte alta del pueblo, es el punto de inicio del PR AS 30
Y tu qué?
Difícil perder el camino. Hay suficientes marcas PR.


La "Ruta de la Brañas" o la "Ruta de las Vallas"




Camino en algunos tramos empedrado.
Brañas por la zona de la Gamonal


No está muy claro si la niebla levantará.




Entro en el Mayaín y tengo la primera visión de parte del Retriñón.
La niebla esta entrando por la collada de la Felguera y parece querer cubrirlo todo.


Collá del la Felguera.
Ya en la collá de la Valencia.
Posiblemente los valles de Tabierna.


A pesar del gran desnivel que hay que superar en el último tramo, este se sube bien. El sendero asciende entre gradas que facilitan la ascensión. En el cambio de vertiente aparece un paraje realmente estupendo. Caminar por esos prados de altura resulta fabuloso (bien es verdad que uno no es superman, ni spidermán, ni pollaman y los casi 1200 metros de desnivel que las piernas ya acumulan, se notan).




CIMA!!!!!


Mar de nieblas.




Reflexiones en la cima.


En el descenso la niebla desaparece como absorbida por el dragón Fújur, y descubro el esplendido rodal de acebos que hay entre la Collá de la Felguera y la de Valencia.


El Retriñón. Casi 600 metros de desnivel.


Otro bosquete de acebos en las proximidades del Mayaín.











No hay comentarios:

Publicar un comentario