Handa Island (13/07/2016)




13/07/2016
El pronostico para el día siguiente era de cielos despejados, pero a mitad de la noche el techo de nuestra habitación ha comenzado a retumbar bajo el chaparrón.

Handa puede resultar una maravilla si el tiempo acompaña o puede resultar desastroso en caso de lluvia y sin un lugar donde guarecerse.

Afortunadamente la mañana nos recibe con un cielo límpido, y nos da ánimos para recorrer el largo trayecto necesario para alcanzar el pequeño puerto de Tarbet, desde donde embarcaremos hacia la isla de Handa.

De propiedad privada y gestionada por la Scottish Wildlife Trust, la isla se utiliza para un turismo de naturaleza.

Solo es posible recorrer la mitad de la isla por las pasarelas y caminos habilitados.

Tiempo meteorológico perfecto, y tiempo de reloj suficiente para poder disfrutar de todos los rincones y de la variada avifauna.

Págalos grandes y parásitos, fulmar, tridáctilas, araos, alcas y frailecillos.. frailecillos?????

La voluntaria que nos recibe para informarnos sobre las normas y las posibilidades de la isla, nos comenta el gran número de frailecillos que ha habido en la isla, pero que estos días (es más, esta noche) han emprendido su vuelo de regreso. Al final encontramos cuatro o cinco en los acantilados de Puffin Bay. Nada de miles, ni de cientos.

Aún sin puffin, la isla resulta una maravilla. Los acantilados guardan colonias de araos, fulmar, tridáctilas y alcas, visibles si eres capaz de vencer el miedo a asomarte al impresionante vacío. Los págalos prefieren las praderas para instalar sus nidos, defendiéndolos de los visitantes de una manera agresiva.





No agotamos el tiempo de permanencia en la isla, y durante la espera de la zodiac que nos devuelva a la Gran Isla, Cruz aprovecha para corretear por la coqueta playa de Handa y remojar sus pies en las gélidas aguas.


 Un sencillo  caseto sirve para gestionar (cobrar y darte el chaleco salvavidas) el traslado a la isla.
 Desde el pequeño puerto de Tarbet es visible Handa.
 Durante el trayecto conocemos a cuatro españoles (los padres con dos hijos). En la isla volvemos a cruzarnos y nos enteramos que el padre es el autor del blog Cuaderno de un Nómada.




 El pequeño centro de interpretación. 
Los voluntarios del Trust nos dan la bienvenida y nos explican las particularidades de la isla y los horarios de vuelta.
 Ahora ya es tiempo de disfrutar.


  
 Las aves aprovechan los acantilados para instalar sus nidos, si bien es verdad que bien podrían utilizar las praderas, ya que en la isla no existen predadores (aparte de los págalos)

 Alcas




 Araos














 Siempre que me acerco a ver los impresionantes cortados donde anidan los araos, no puedo dejar de recordar el sueño obsesivo del "Gafi", cuando se despertaba en medio de una pared vertical.
 La seguridad de saber volar (no es el caso de las crías).



 Un "pro"










 Los frailecillos!!!! Dos y encima muy alejados!!!

 Fulmar boreal (ver report)


  
 Una pequeña laguna sirve a los págalos grandes para endulzar sus plumas.


 Págalo grande (ver reportaje)




 Págalo parásito (ver reportaje)








Ya de vuelta.
  Qué tíos!!!! A menudos sitios me lleváis!!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog