Bisbita pratense




Bisbita pratense (Anthus pratensis)

La gravera de Grulleros está pletórica. Cuanto comience el paso, sus aguas servirán como estación de servicio para todas aquellas aves en movimiento.

Hoy la cosa está más tranquia: un pequeño grupo de cucharas, ánades reales, un somormujo lavanco y cientos de fochas. 

Aparco el coche en una curva y decido esperar. Los cuatro grados bajo cero recomiendan que aguarde con la ventanilla cerrada. Una pareja de lavanderas pasa por mi campo de observación, pero no encuentra ningún aliciente en la zona.

No tardan en aparecer varias bisbitas. Con movimientos gráciles y continuos picoteos recorren la zona, a la vez que se van aproximando. 

La bisbita pratense o común, un ave de colores discretos, fácilmente mimetizable con el suelo. Cola larga, pico fino y garganta blanca con una fina bigotera negra.

Por momentos abandona la tierra y caminan por el agua helada de la orilla. En este caso, la rapidez de sus movimientos hace que resbalen y la largura de su cola le sirve aún más para mantener el equilibrio.

Los cuatro grados bajo cero, persisten al paso del tiempo. La inmovilidad hace que me quede helado, así que cuando las bisbitas deciden cambiar de escenario se lo agradezco.

Laguna de Grulleros









 

2 comentarios:

  1. ¡Se te quedarían las orejas tiesas con tanto frío!
    Pronto la gravera estará repleta de vida: Agujas, Combatientes y Avocetas serán las primeras. Y a los Bisbitas les quedará poco para regresar al norte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las orejas y la nariz!!!
      No tardaran, con este aumento de la luz ya se les despertará el instinto de la reproducción y en cuatro días tenemos la gravera llena.

      Saludos José Alberto.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog