Cerro Pedroso


En la cima del Cerro Pedroso

28/11/2015
Monica y Alex, los miembros de Cotoya Pindia, deciden un día hacer un Blockbuster bloguero. Una reunión montañera con aquellos blogs con los que normalmente interactúan. Y fruto de esa idea, surgío la reunión del Cerro Pedroso, un paso adelante en la blogosfera montañera de Asturias y León. 

En la segunda tentativa, el tiempo decide aliarse con el evento. Amanece un día perfecto para la marcha. La niebla envuelve el monte y le da un aire más élfico, al tiempo que una ligera capa de nieve, caída esa noche, sirve para realzar el paisaje.

El hostal de la collada de Aralla fue el punto de encuentro. Desde ese punto la ascensión al Pedroso resulta un trayecto muy agradable. Mucho más si a tu alrededor cuentas con la compañía de:

Monica, Alex y Dardo  Cotoya Pindia

Sebastián Bravo

Paloma y Juan   Montaña para dos

Amparo y Manuel   Montaña en libertad

Patricia y Juan Carlos  Rutas de Montaña y Senderismo por Asturias

Ester y Monchu    Moncho x Montaña

Paula, Berto y Kila   Camudando´l Camín

Victor y Alejandro  Pindio Pindio

Cruz y José  Mareando la Perdíz

Las fotos en Google+ (pincha el enlace)


 9:30 foto de familia y pistoletazo de salida
 El día amanece con tintes invernales.
 Con ganas de caminar

 La niebla se encarga de dar el punto interesante al recorrido
Valle de Valmeán.




A punto de abandonar la pista.









Un camino "empericotao"

CIMA!!!!!

















Tolerancia


Ermita de San Mamés

25/11/2015
Ayer mientras tomaba café escuché la noticia del avión soviético derribado por el ejercito turco

-Ostia!!!! Lo que faltaba!!!!

Hoy, de nuevo delante de un café, leo la noticia en el periódico, donde se aclaran los hechos previos al suceso y algunas de sus consecuencias.

-Cuánto habrá de cierto y de mentira???

Mis salidas por el carril bici del Torío constan de dos partes bien diferenciadas y perfectamente separadas por el café. La primera, cuando recorro el carril aguas arriba. Es el momento de la soledad, a primera hora de la mañana, cuando el carril aún permanece a la sombra, y el frío tortura las puntas de los dedos de las manos. En esos momentos, todo el carril es para mí o para algún madrugador que aprovecha a salir antes de ir a trabajar.

Hoy estiro el recorrido hasta la ermita de San Mamés que me permite una visión del valle y de las montañas.

Después del café, la vuelta es diferente. La subida de la temperatura, la salida del Sol, invita a recorrer el carril. Por ello no me resulta raro encontrarme a esa pareja de señores con los que me cruzo todos los días. Dos andarines por el carril bici que me obligan a apartarme de mi ruta para esquivarlos, sabiendo que el circuito de caminantes se encuentra dos o tres metros más a su derecha. ( un carril de tierra perfectamente compactado que fue preciso hacer para evitar los conflictos entre caminantes y ciclistas)

Continuo ya fuera del carril bici, y hoy en un tramo de carretera, en una curva bastante cerrada me topo con un hombre que pasea junto a su perro. El paseante en el medio del carril de la izquierda, el perro en el medio del carril de la derecha. Por su mirada de pocos amigos y de indignación por mi presencia, me doy cuenta que no dará ninguna orden al perro, por lo que los libro por el centro después de dar una fuerte frenada.

Poco después llego al polígono de La Lastra. Un doble carril (ciclistas y paseantes) circunda el polígono. El carril de tierra compactada, en este caso es el de los ciclistas, y de cemento liso, el de los caminantes. Por supuesto aunque algunas veces voy con rueda lisa, nunca se me ocurre meterme por el de los caminantes para no volver a recibir la superbronca que un día me metieron por circular por el de caminantes. Pero eso no evita que tenga que ir sorteando a los corredores y algún que otro caminante que decide que es mejor pisar sobre terreno blando que por cemento.

TOLERANCIA POR LOS COJONESSSSSSSS

Vladimir, me tienes hasta los güevos. Te lo he repetido un montón de veces. Te voy a meter un pepino por el culo que te vas a enterar.

Y así se lo metería.




En marcha: ruta por los valles de Folledo y Peña Rubia


Valle de Folledo

20/11/2015
Me quito la pereza, recojo los bártulos necesarios y parto hacia Pola de Gordón.

Últimos coletazos del veranillo de San Martín. El tiempo esta de cambio. Los cielos despejados de los últimos días, se han ido cubriendo con un manto lechoso.

Comienzo el pedaleo en el polígono industrial de las afueras de Pola de Gordón. Beberino duerme cuando lo atravieso y solo veo el gendarme de la Aguja del Fraile.

Tomo el desvío de Folledo hasta la ermita de Nuestra Sra. del Valle. Allí comienza el camino que  remonta el valle del arroyo del Manadero. Un camino entre robledales que perdieron sus hojas hace días y tapizaron la pista por la que ruedo.

Con algún que otro resoplido, alcanzo el alto desde donde contemplo Folledo: en medio de un valle, rodeado de montes y con un tamaño considerable para un pueblo de final de carretera.

Aquí si me cruzo con vecinos entregados a sus tareas domesticas. Tres soberbios mastines, a la salida del pueblo, cuidan las vacas, y es preciso entablar amistad si quiero pasar entre ellos.

Ahora la pista avanza de una manera tranquila por el valle, hasta un refugio próximo al collado.

Aparco la bici y comienzo la ascensión a Peña Rubia.

Sin mayor ornamento que un viejo y forroñoso buzón de cumbres, la cima presenta vistas a los valles de Folledo y  Geras.

He llegado un día tarde a esta cima. El cambio del tiempo ha oscurecido los cielos, y un fuerte viento no permite que disfrute de la cima.

Recupero la bici y continuo por el centro del valle, sin camino, entre un grupo de caballos que pacen con la tranquilidad de sentirse protegidos por dos inmensos mastines.

Desde el collado la pista se precipita con velocidad al encuentro del río Casares. Junto a él desciendo, primero por pista, hasta Geras y más tarde , por la carretera que cruza el valle y la poblacion de Cabornera hasta alcanzar nuevamente Beberino.

Las fotos en Google+ (pincha el enlace)

Beberino
La Aguja del Fraile
Ermita de Nuestra Sra. del Valle


Por un robledad




 
Valle de Folledo
Cueto San Mateo
Folledo
Peña Rubia
Vista atrás
Durante el ascenso una visión de las Tres Marías.
CIMA!!!!! Valle de Folledo
Valle de Geras


De nuevo el cordal de las Tres Marías


El refugio


Hacia Geras
Geras
Río Casares
Beberino