Vegabaño




27/08/2015
El Team BirdingLeón nos propone una salida por las praderas de Vegabaño.

A pesar de la lejanía, no lo dudamos un momento. (Entre los de casa comentamos: con la potra que tiene José Alberto, seguro que en el camino se encuentra al oso.)

Llegar hasta Soto de Sajambre se hace largo. Pero nada más aparcar en las afueras del pueblo, la modorra desaparece ante el escenario que se abre a nuestros ojos.

La subida; por un tramo de la senda del Arcediano y por el monte de los Brezales hasta el Pto. de Barcinera. Desde ese punto poco resta a las praderías de Vegabaño.

Con la sequía que llevamos este verano, es normal encontrarse las vegas tan agostadas y un poco deslucidas. Las nubes, lejos de aparecer amenazadoras, dan mayor realce a las montañas y engrandecen el paisaje.

En el valle el grupo se parte. Los pajareros (que son casi todos) se pierden tras los verderones serranos que aparecen en gran número entre las matas de escobas. Otro reducido grupo se decanta por un cafetillo en el refugio.

Reagrupamiento para el descenso por el camino viejo.

Al final el día despeja y entramos en Soto con una tarde radiante.

Soto de Sajambre
El mayor y el menor del clan Ugarte.

Por los Brezales

Foto de familias en el Pto Barcinera.
Camino de Vegabaño.


El refugio de Vegabaño.












Pajareros

 Verderón serrano

Verderones serranos


En el descenso
Los jóvenes.


Soto y Peña Niajo


La Casa de los Tiros



Gato montés



27/08/2015

Gatos montes (Felis silvestris)

Los sorprendemos al amanecer, mientras se ponen morados a ratas toperas.

Se nota la abundancia en los cuerpos tipo Garfield que hoy lucen y que irán afinando cuando comiencen a disminuir los recursos.

De momento continúan a lo suyo, sin molestarse por los coches que han parado en la carretera y desde los cuales les fotografiamos.

En otra ocasión, aparecen mientras hacemos una espera al lobo. Y ese día no es uno, ni dos, ni tres. Seis gatos monteses que se afanan en las praderías próximas.

Pero ese día no estamos a gatos, ese día era para los lobos. Aunque no llegaron.













INDICE DE RUTAS

Archivo del blog