Pico del Lago




27/01/2015
De nuevo por Cofiñal.

Me apetecía subir al Pico del Lago y el día de la Fontasquesa no resulto. Por ello vuelvo.

Mikel y Paco se apuntan. Con ellos tal vez sea posible llegar hasta la cima, ya que no lo tenía muy claro por la cantidad de nieve que cayó en jornadas anteriores.

Dejamos el coche en Cofiñal y entramos en el hayedo de Tronisco. El paisaje está muy cambiado de la anteror vez que pase hace apenas quince días.

Salimos al valle de Troisco y recorremos la cabecera de este en busca de la pista que asciende a la Loma de los Pinares de Lillo. El día se ha ido estropeando. Las nubes han reducido la visión y un fuerte viento nos obliga a abrigarnos.

Ganamos altura y la niebla lo oculta todo. La arista es la referencia que tenemos, sin saber si la cima esta próxima, hasta que la pendiente pierde fuerza y encontramos un montón de piedras que nos indica que hemos alcanzamos la cima.

En la cima viento y frío. Hay que descender y rápido.

La nieve que ha mostrado una consistencia durante el ascenso, la pierde ahora y el descenso se nos vuelve pesado.

Como recuerdo, a última hora, cuando alcanzamos al valle, despeja y la montaña nos muestra sus mejores vistas.







Muy distinto del bosque que recorrí hace menos de quince días.




Entramos en el valle de Tronisco.




Pico de Runción.


El valle, el hayedo y la peña Fontasquesa.


Subimos por la pista que recorre la ladera sur por un bosque mayoritario de hayas.


La mañana se ha ido deteriorando.






Las nubes a media altura dan una sensación de mayor profundidad.




Hace rato que dejamos atrás la pista. Por la arista, ahora es importante caminar siempre por la arista.




Un terreno poco apropiado para raquetas. Imprescindibles a pesar de la fuerte pendiente, ya que sin ellas nos hundiríamos mucho.










Se han formado grandes cornisas.


CIMA!!!!
Paco y Mikel en la cima del Pico del Lago.


Konico y Mikel en la misma cima.


No hay quien pare en la cima.


Durante el descenso parece que quisiera abrir.


Desde ese punto tendría que ser visible el lago.


Konicoleando.


Si parece que la tarde mejora.






Al llegar al valle de Tronisco el cielo se despeja. Paco quiere subir a la Fontasquesa.

Pico Runción y Peña de San Justo.

Las Médulas





24/01/2015
El día de la carinegra decidimos acercarnos hasta Las Médulas.

No me apetece hablar de su origen: romano y artificial. Ni de la ingente cantidad de agua que necesitaron para su explotación, lo que llevaría a los ingenieros a crear una red de canales que llegaba incluso hasta las faldas del Teleno.

Si me apetece hablar de otra explotación romana. En la montaña, donde un día nos llevo Vicente Casado.

Un pozo que los romanos utilizaban para extraer minerales con la "ayuda" de esclavos.

Después de resbalones y algún cabezazo, nos encontramos en el fondo del pozo. Humedad, reflejos irisados por las paredes, producto de oxidaciones, y gran cantidad de cantos rodados desperdigados por el suelo.

Algo extraño en un paraje de roca viva!!!

Vicente nos cuenta que los cantos fueron traídos desde los ríos adyacentes por los esclavos y utilizados como martillos.

Recuerdo coger uno de ellos, y pensar que hace 2000 años, dicha piedra estaría en la mano de otra persona que aporrearía (obligada) las paredes de este oscuro hueco. 

Uffff, que bueno es el progreso!!!!


Sin agobios de gente, ni esperas para sacar la fotos, recorremos las Médulas en esta casi mañana primaveral.

 Mirador de Orellan.















 Al llegar a este punto recuerdo una foto tomada en el otoño del 2004. Le pido a Cruz que nos haga un par de ellas. Por lo de comparar....

Invierno 2015

Otoño 2004






INDICE DE RUTAS

Archivo del blog