Extreme Birding: Laguna de Boada, Gaviota enana




26/12/2015
Otra nueva escapada. En esta ocasion por tierras palentinas, combinando la Nava con Boada.

En la Nava nos esperan los gansos y alguna rareza entre ellos. En Boada, la laguna endorreica incluida dentro del programa ZEPA (Zona de Especial Protecion para Aves), aguarda una pequeña joya.

Un ejemplar de gaviota enana lleva varias semanas surfeando las cristalinas aguas de la laguna.

Identificable por su pequeño tamaño (difícil cuando no tenemos otra gaviota para comparar) y por la reducida longitud de sus patas (imposible de ver, durante todo el tiempo permaneció volando).

En verano luce un capirote oscuro, mientras que en invierno la plumas de la cabeza son blancas. Pero lo que nos llevará a identificarla (aparte de saber de antemano que esta allí) es su pico estrecho y negro, y el blanco níveo de su cuello, vientre y cola, combinado con una coloración gris clara de la parte exterior de las alas y un gris oscuro por el interior, rematado por las puntas de las alas blancas.

Un nuevo BIMBO??? No, en enero tuvimos la suerte de ver otra gaviota enana en la laguna de Tarelo en Sanlúcar de Barradameda.

Las fotos en Google+ (para ver pincha el enlace)

Iglesia de San Pedro (Boada de Campos).




Curioso, el camino corta la laguna.











En busca de alimento. En el verano captura insectos y durante el invierno pequeños artrópodos.


Algo más cerca.



Multitud de reales y algunos ejemplares de tarro blanco.



Un nuevo blog




31/12/2015
No ha sido buceando por la red, o pasando de un blog a otro. Ha sido mientras comíamos, cuando me enteré que Martín se había creado un blog.


-Martín, me dejarás seguir utilizando tus fotos?

-Ya veremos.... según como te portes. Jajajajaja

En grupo



Después de un pletórico día de pajareo por la laguna de la Nava y Bohada, finalizamos en el observatorio de La Colada. Los últimos rayos han teñido el cielo de oro, y un gigantesco grupo de estorninos se mueve creando figuras típicas de un caleidoscopio.

El grupo va adquiriendo diferentes formas como el fuelle de un acordeón. Sin un rumbo predecible, se desplazaban por el cielo, dando quiebros a derecha e izquierda.

Por qué van en grupo? Cómo consiguen volar sin tropezar?

Podría rebuscar por los múltiples textos que circulan por la red, aunque creo que lo mejor es enlazar el magnífico reportaje que mi compañero blogero José Barrueso publicó en su blog "De paseo por la naturaleza" (¿Cómo se mueven las aves en una bandada?)

En un momento, el grupo se parte. Un halcón aprovecha la llegada de los estorninos al dormidero para obtener su alimento.

Pasado el lance, el grupo menos uno, va entrando paulatinamente a la arboleda.

La Nava se va apagando, pero aún queda la llegada de los gansos a la laguna.

Las fotos en Google+ (pincha el enlace)


Un halcón ataca al grupo.

El halcón vuelve al ataque.



El halcón ha conseguido partir el grupo.
En la misma dirección, sin chocar.







POR FIN!!!!!!! EL LOBO





Tenía que haberme puesto otros calcetines. Ya me dí cuenta el otro día que estos me quedan grandes. Joder!!!! esa arruga acabará haciéndome una ampolla, y con lo que tengo que andar, es posible que reviente y acabe por infectarse.

Y no se por qué tengo que subir por esta riega!!!! Seguro que hay un camino que bordea por el hombro y alcanza las praderías de una forma más cómoda.

Tengo que parar y estirar el calcetín. No!!!! voy a esperar a salir de la zona sombría y cuando llegue al sol ya saco la bota.

Con estos pensamientos sugerentes y engrandecedores alcanzo las praderías. El punto por el que accedo, presenta un muro de escobas de gran tamaño que tendré que superar con esfuerzo. Pero el roce del calcetín hace que pare entre las escobas para alisar el calcetín.

Cuando estoy sentado y con la bota en la mano, oigo como unos gemidos que provienen de la pradera. Me paralizo, y agudizo todos mis sentidos en esa dirección.

-Hay algo!!!!!

Lo oigo moverse y golpear contra las escobas. Y está muy cerca.

Intento traspasar las escobas con la mirada y .........

-Ostia, hay un bicho!!!!!

Por mi izquierda las escobas pierden frondosidad y se puede acceder a la pradera con más facilidad. A rastras y descalzo, avanzo con la bolsa de la cámara en la mano. Al momento siento como el calcetín, que me ha estado jodiendo toda la mañana, se empapa de agua.

No hay un bicho. Son dos lobos!!!! Uno esta de pie y el otro se encuentra tumbado.

Un chispazo recorre mi espalda, y la humedad de la camiseta lo acrecenta.

Los latidos de mi corazón retumban en mi cabeza.

Me acelero, no consigo correr la cremallera de la funda de la cámara. Al final lo logro, saco la cámara ,pero no consigo encontrar en botón del encendido, ya que no quiero dejar de mirar a los lobos.

-Dos lobos!!!! No me lo puedo creer!!!

La cámara se enciende y ..... recuerdas la cantidad de veces que has dicho que tienes que quitar la musiquilla de inicio.

Los lobos han vuelto sus cabezas hacia donde estoy!!!!!

El que estaba tumbado ha trastabillado al intentar salir hacia un lado. El que permanecía de pie,  arranca a correr directamente.

Levanto la cámara y consigo hacer tres fotos antes de que las escobas entorpezcan la visión.

Coño, coño, coño!!!!!!!

No me lo puedo creer!!! Esto es para recordar toda la vida!!!!

Mi respiración esta entrecortada y el corazón golpea mi pecho con una fuerza desmesurada.


Mientras escurro el calcetín, en un intento de secarlo, mi cara esgrime una dulce sonrisa bobalicona:
POR FIN!!!!! EL LOBO.



La Nava: Paseando por La Nava



26/12/2015
Tercera entrega de La Nava.

Este gripazo ha desencadenado mi vena bloggera, y conseguido que desempolve todas aquellas fotos de los viajes a La Nava, caídas en el baúl de los recuerdos.

El de hoy no fue un día de madrugadas intempestivas, ni de observaciones de ninguna especie extraña. Fue un día de lo mas reposado y tranquilo. Por La Nava, sus alrededores y llegando hasta la laguna de Boada.

Y en mitad de jornada, hasta nos adentramos por tierras más lejanas, buscando un lugar donde comer con mantel.

No por ello, el día dejo de traernos sorpresas en forma de avistamientos de grandes grupos de gansos, de avefrías, de cigüeñas y de multitud de aves.

Como venimos haciendo cuando recorremos ente enclave, terminamos el día en el observatorio de La Colada, contemplando la laguna, a esa hora en el que el paisaje es suave y nostálgico como una estampa borrosa.


Nos encontramos con varios grupos de avutardas en nuestro viaje.






 Mocuelo
 Aguilucho lagunero 






 Observatorio El Prado
 Digiscoper 


 Punto de observación La Cogolla


 Avefrías














 Llegando a la laguna a beber.









 Cigüeñas





 Avefrías
  





INDICE DE RUTAS

Archivo del blog