Totnes´ house



Totnes es la pequeña ciudad donde hemos pasado las últimas cinco semanas. Una ciudad alternativa, con un ritmo de vida marcado por sus habitantes. Ni mejor ni peor, distinto. Donde cada individuo puede encontrar su lugar.

En nuestra anterior estancia publicamos un reportaje de su curiosa calle, repleta de vistosas y coloridas tiendas. Hoy vemos poca o casi ninguna diferencia con respecto a hace dos años.

Más interesante me parece hacerlo sobre el interior de la casa donde hemos vivido estas cinco semanas.

Para algunos ingleses, una casa no solo es el lugar donde viven. Una casa puede ser un bien con posibilidades de rentabilizarlo. Por ello, es normal que en fechas veraniegas pongan su casa, con todos los enseres, en alquiler y se muden a las casas de unos familiares, amigos o a un camping (como es el caso de los que nos alquilaron esta).

Con la cantidad de fotos que hemos hecho, bien podrían poner el cartel de "SE VENDE".

 En la parte alta de BrigeTown, una zona residencial creada con casas de similar extructura.
Casa individual, para mantener la independencia. Exteriormente de dos alturas. En el interior cuatro.
 Con su jardín delantero y trasero
A ras de suelo, la sala.
Amueblada con muebles de segunda mano. Algo muy habitual.

La cocina. Cuatro peldaños la separan del suelo y permite salida directa al patio trasero.
Amplios ventanales, necesarios.


Otra serie de peldaños nos lleva a
El baño y una habitación
Curiosos tiradores (alternativos)

Habitación principal, luminosa. Los muebles de segunda mano le confiere un aire muy cálido (al igual que la moqueta).

Encantador, pero muy poco práctico.



El baño: ducha y lavabo.

Otros cuatro escalones para acceder a la habitación superior.

También con mucha luz.
El retrete. Para lavarte las manos has de descender los cinco peldaños.

La parte trasera de la casa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario