Por el Dart






28/07/2015
La mañana amaneció fría y nublada, pero por la tarde comenzaron los claros. En ese momento decidimos acercarnos al río.

Un tramo del Dart próximo a Totnes, donde una pequeña presa lo hace un río tranquilo y navegable durante varios kilómetros.

Los mandarines campan por sus orillas, no huyen a nuestro paso, nos observan con curiosidad.

Un pasillo de vegetación a la puerta de casa.










No hay comentarios:

Publicar un comentario