El baño del zarapito


En una de las charcas del centro de interpretación de las lagunas de Villafáfila.

Un zarapito trinador se para junto al observatorio con intención de darse un baño para limpiar las plumas.

El jaleo que metemos en su interior le tiene mosqueado y durante su baño no deja de observar hacia donde estamos. Primero con un ojo y luego con el otro. La falta de visión binocular no le permite saber a que distancia se encuentra el observatorio.

La necesidad de limpiar su plumaje hace que desaparezca el temor o por lo menos que aparezca el atrevimiento por su parte.

Mientras nosotros le ametrallamos con nuestras cámaras.

Esto es más o menos lo que quedó















































































































2 comentarios:

  1. Completa toilette!!! Fotos guapas. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma.

      Creo que las garras quedan un poco descuidadas. jajajaja

      Saludos.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog