Un duro invierno




16/02/2015
Qué lejano resulta aquel reportaje que saque titulado "No cuaja".

En la montaña ha caído nieve como no lo había hechos en muchas décadas. Nevada tras nevada ha incomunicado muchos pueblos y cubierto de un espeso manto los montes.

Un manto que impide que los herbívoros puedan alimentarse y que con el paso de los días escuchemos las noticias de que están muriendo a cientos.

Selección natural. Si!!!!!  Los más fuertes sobrevivirán y las próximas crías portarán genes de supervivientes. Pero hoy hemos visto tres ciervos muertos durante el nuestro recorrido, y esos no resulta agradable. La cantidad de ellos que habrá por toda la montaña!!!

Montañas de nieve en las calles de los pueblos, la gente paleando la nieve de los tejados, estrechos pasillos por las carreteras.... Y los embalses casi llenos.... dónde se va a ir toda esa cantidad de agua????

Aprovechamos un festivo de carnaval para acercarnos a la montaña de Riaño. No es un día para lanzar cohetes, pero por lo menos se ha mantenido sin llover la primera parte del día.

Nos metemos de lleno en uno de los valles. Con ayuda de las raquetas avanzamos con alegría hasta que tropezamos con el arroyo (que es todo un río) y que nos obligará a ejercicios de fonambulismo en más de una ocasión.

Sensación de resaca. Silencio en el valle. Algún rayo de sol se atrevió a cruzar la barrera de nubes y encender una luz en este pasillo triste y apagado.

El canto del pito negro hace que volvamos nuestras miradas hacia el bosque desnudo. Y una garza sorprendida por nuestra presencia se pierde en lo más estrecho del valle.




 Están de suerte estos días.


Secando la pluma.





Antes que nosotros algunos lobos han recorrido el valle.






Sorprendemos al grupo de ciervos agrupados dentro del arroyo. El único punto que no tiene nieve y el lugar donde tal vez tengan la posibilidad de huir rápidamente en caso necesario.

Al percatarse de nuestra presencia abandonan el lugar, pero no de la forma que nos tienen acostumbrados.

Los animales están agotados, extenuados. La nieve les cubre hasta el pecho, sus patas se hunden y es necesario hacer el esfuerzo de levantarlas para superar el escalón que supone el manto de nieve.


Su pelaje está húmedo y se nota la delgadez de sus cuerpos.

Y las hembras estarán preñadas.

Cuando se giran y nos miran, sus ojos no trasmiten temor. Es una mirada desesperada, de animales sin fuerza, a punto de caer.

Si avanzamos les estamos obligando a huir, a un esfuerzo extra. Por ello, decidimos darnos la vuelta y no molestarles más.











Cambiamos las raquetas por los ruedas de nuestro coche y recorremos las estrechas carreteras que hoy lo son mucho más.

En cada rincón ciervos ramoneando las ramas de los árboles y desplazándose a la lentitud de los bueyes.








 Aprovechando un espacio descubierto.




 Cabra montes.






 Ella también lo sufre.

Más cerca de León, cuando los campos ya se encuentran despejados, sorprendemos a unos corzos que se atreven a salir del bosque para alimentarse.

18 comentarios:

  1. Es increible, yo he ido varias veces y los grupos que se encuentran a veces superan los 30. Un duro invierno para la especie sin duda
    Muy buenas fotos y saludos desde Riaño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un duro invierno para todos.

      Las gentes de la montaña lo sufren. Los pueblos tienen muros de nieve en sus calles y hasta que calienta la mañana son pistas de patinaje las calles.

      Saludos Manuel.

      Eliminar
  2. Yo argüía en la entrada a la que aludes que ya llegaría pero la verdad es que esto empieza a ser demasiado. Tu entrada me resulta triste porque muestra la dureza a la que están sometidos muchos animales y desde luego muchas gentes en diversos pueblos. Las fotos son tremendas. Q bien hicisteis al dar la vuelta...si todos fuéramos tan considerados...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, hace poco ponía el reportaje de que no cuaja... y ahora cuajó de lo lindo.
      Recuerdo que me dijiste que solo llevábamos un mes de invierno!!!

      Saludos Paloma.

      Eliminar
  3. Qué lástima.... es mejor no verlos que verlos en ese estado deplorable.... vaya masacre animal que ha debido haber estas semanas....
    Las fotos, muy guapas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que verlo. Es lo que hay, no vale mirar atrás para no saber del tema.
      Hoy en La Crónica había un articulo donde los alcaldes de la zona se quejan de que están decapitando a los animales muertos (se piensa que los agentes medioambientales).

      Saludos Javi.

      Eliminar
  4. Buena entrada Jose, las fotos muy guapas y las huellas de lobo en la nieve de lujo. Un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vimos las huellas nos dio un subidón. Luego Martín estuvo recorriendo la zona buscando las que había y mirando hacia donde habían pasado. Pena no haber visto a el lobo.

      Saludos Germán

      Eliminar
  5. Impresiona ver las fotos y constatar lo mal que lo están pasando. Produce mucha impotencia no saber como ayudarles. Tu reportaje es una buena herramienta para mostrar la realidad y una buena forma de sensibilizar, que en muchos caso hace falta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros no podemos hacer nada.
      En alguna ocasión he visto que la Administración les lanzaba alimento con helicópteros. Esta vez parece que no se hizo nada. Sus razones tendrán.

      Saludos Catoya.

      Eliminar
  6. La naturaleza siempre ha estado ahí, pero da pena saber que hasta dentro mucho tiempo no volveremos a oír berrear a tanto ciervo. Espero que el hombre estemos a la altura de la circunstancia
    R espectacular entrada y mejor fotos.
    Gracias Pepe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdas la primea vez que hicimos una actividad juntos: en la Culebra con la piragua.. después de cenar todo el mundo nos decía que tuviéramos cuidado en la carretera. Y nosotros sin entender lo que querían decir hasta que ya en la carretera se nos cruzaban los ciervos como ovejas.

      Saludos José Luis.

      Eliminar
  7. Muchos dicen: Selección natural??
    Yo creo que ante esta situación las autoridades tendrían que actuar. Y lo digo pensando en los predadores y carroñeros, que después de tanta comida, dentro de unos meses se quedaran sin presas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se que decirte. De momento la nieve y el hielo conservará la carroña. Y creo que en los siguientes meses seguirán cayendo los animales. Muchas hembras estarán preñadas y no podrán superar el bache. Los machos aún no se habrán recuperado del desgaste de la berrea y ahora esto. Pienso que los predadores lo tendrán fácil en los próximos meses.

      Saludos José Alberto.

      Eliminar
  8. Esplendido reportartaje que nos enseña, que cuando vemos caer la nieve y que nos ilusiona "" mira que bien esta nevando" otros estan intentando sobrevivir en ese instante., nos has hehco reflexionar un poco .
    Buen reportaje amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi vecino es de la montaña y siempre me dice que tiene que nevar. Y mucho, que es necesario para todo.
      Son ciclos, y este año será una de esas puntas que se ven las graficas.

      Saludos Sancla.

      Eliminar
  9. Dura entrada. Ayer leí que se estima que la población de ciervos, corzos y gamos bajará un 30%. Una pasada. Aqui aparecen ciervos y corzos muertos a las puertas de los pueblos todos los días. Y está semana sigue nevando, menos pero sigue cayendo. Para mañana y el sábado nieve otra vez a 700 m. Sabe dios lo que veremos en primavera con el deshielo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay nieve para dar y tomar... Y aún caerá más como dices.
      Como se ponga a llover y suba la temperatura puede ser desastroso.

      Saludos Javi.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog