Camachuelo, una mañana por La Candamia.




05/02/2015
Otro fringílido salta a la palestra.

Durante las navidades el picogordo fue la estrella del parque de Quevedo. Estos días los comentarios pajareros se centran en la pareja de camachuelos que pasan el invierno en el parque de la Candamia.

Por eso (y porque las condiciones meteorológicas son malas para salir al monte) esta mañana cojo los prismas, la cámara y parto hacia el parque de La Candamia a ver si hay suerte.

La mañana radiante se estropea intermitentemente  y alterno los momentos de sol con los de nieve.

Y a cada paso me entretengo fotografiando todos los pajarillos que surgen a mi paso.

Recorro el parque y sus alrededores, pero el camachuelo no se deja ver. A punto de abandonar, vuelvo sobre mis pasos tras una lavandera y me topo con el camachuelo que come tranquilo los frutos secos de una zarza. La sorpresa hace que mis movimientos sean imprecisos y las primeras fotos salen desenfocadas. Una más, la última antes de que el camachuelo emprenda un vuelo de fuga, es la buena.

Pero una vez localizado el asentamiento de este llamativo pájaro, de cuerpo rechoncho, cabeza grande, pico grueso y corto, me aguanto por la zona por si decide volver.

El macho resulta inconfundible por la coloración rojiza del pecho y las mejillas. La hembra sustituye el rojo por un gris cálido.

A semejanza de un centinela, recorro el espacio de posible salida, hasta que una pequeña bola roja comienza a moverse entre las zarzas.

Esta vez mi pulso no tiembla y comienzo el juego de disparo y acercamiento, disparo y acercamiento, hasta que un coche interrumpe el juego.

Bueno, por hoy vale.

 Alrededores del parque de la Candamia.

 Mirlo común.



 Verdecillo.

 Herrerillo común.



 Mosquitero común.

 Parque de La Candamia.

 Carbonero común.


Jilguero, otro fringílido

 Me acerco hasta los cantiles próximos al río y veo una colonia de grajillas.

 Vuelvo al parque.

 La charca esta helada. Un martín pescador la cruza como un F-14.

 Polla de agua.

 El color anaranjado aceleró mis pulsaciones.... no, es un "peti".

 Por fin!!!! La primera,

y otras...



En los prados busca alimento la cigüeña.


8 comentarios:

  1. Muy guapo ese macho de camachuelo, y también el resto de repertorio pajaril!
    Yo al final no lo encontré cuando fui esta mañana...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena, pero no te preocupes. La Candamia nos queda muy cerca y podemos volver en cualquier momento.
      Saludos Alberto

      Eliminar
  2. No sé cuál es más bonito... qué bien poder controlar tanta variedad de pajarillos y encima hacer que los podamos contemplar!!! Es un placer. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Paloma.
      Estos pajarillos son la mar de vistosos.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Qué bien lo has pillado Pepe!!!
    A ver si puedo acercarme el finde, hasta ahora no he podido porque he andado un poco enfermo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya imaginamos los de casa que algo te pasaba. Sin noticias en el was, sin reportajes, sin citas.
      Todos decíamos: a José Alberto le pasa algo.
      Lo de Gijón lo dejamos aparcado de momento.
      Saludos y mejórate.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hola José.

      Un pájaro con un colorido extraordinario.

      Saludos.

      Eliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog