Monfragüe





14,15,16/06/2013

Monfragüe, Monsfragorum, el monte áspero, fragoso, intrincado de los romanos, el único Parque Nacional de Extremadura,que con posterioridad alcanzó la consideración de Reserva de la Biosfera.

Otro fin de semana de pajareo.

Nada más llegar, vemos lo agostados que se encuentran los campos en esta latitud, a diferencia de nuestra montaña, en la que se ha retrasado la primavera.

Una visita por el bosque y matorral mediterráneo, las dehesas, los roquedos y las masas de agua en forma de ríos y embalses.

Y son estos últimos, los que originan una barrera natural entre las aves y los visitantes. Una legión de pajareros y turistas, que recorren los distintos observatorios, a lo largo de la carretera que atraviesa el Parque, y nos permite observar en esta época, gran cantidad de pollos, de las aves que habitan estos cantiles.

Que el 80% de la superficie de Monfragüe sea propiedad privada y que la restante tenga el acceso prohibido, reduce la visita a los recorridos balizados.

Hace más de veinticinco años conocimos Villareal de San Carlos, ahora centro de información y servicios del Parque, y recuerdo como los cerdos campeaban por el centro del pueblo. Hoy el pueblo se encuentra más arreglado, hay más turistas y los cerdos, si los hay, están en sus pocilgas. Pero esa sensación de núcleo montaraz aún perdura.

Salto del Gitano, Puente del Cardenal, Portilla del Tiétar, la Tajadilla, nombres llenos de leyendas, historias y puntos geográficos por los que pasaremos en busca de especies como buitre negro, buitre leonado, águila imperial, alimoche o cigüeña negra, y que conseguiremos ver. O alguna típica de la zona,  como búho real o meloncillo que no se dejaron ver.

La Portilla del Tiétar, nuestro primer punto de observación. El río (hoy embalse) del mismo nombre nos separa de este promontorio de cuarcita dónde se posan los buitres leonados y por el que sobrevuela el águila imperial.




A pocos metros de separación "La Fresneda".
La distancia a los nidos es grande, favorece a las aves, pero para los pajareros es un gran inconveniente en el caso de no disponer de telescopio.

Nido de alimoche.
El invierno y la primavera lluviosa ha conseguido mantener un nivel muy alto en las aguas de este embalse.

"La Higuerilla"

La sorpresa de este mirador: una pareja de zorros que se acercan a nosotros en busca de comida.



"La Malavuelta"
Una curva muy cerrada, un mirador a la presa del Torrejón-Tiétar


"La Tajadilla"
Donde descubrimos nuestro primer buitre negro sesteando a la sombra de un alcornoque.



Alimoches.


En las proximidades a "Los Tres Caños"

Alcaudón común

Juvenil


Mirador "Del Serrano", donde se puede contemplar la desembocadura del Tiétar en el Tajo y el "Puente del Cardenal", que no es nuestro caso, ya que el alto nivel de las aguas lo mantiene inundado.

Ermita y Castillo de Monfragüe.

El úico recorrido balizado del Parque que realizamos.

Dehesas



Cantiles, ríos, dehesas.





Sierra de las Corchuelas.

"Salto del Gitano"
Peñafalcón, el punto más fotografiado del Parque, dónde tienen sus nidos infinidad de buitres leonados, el halcón peregrino y algunas parejas de cigüñas negras.

Leyenda del bandolero gitano, esbelto, apuesto y sobre todo atléico, que se permite cruzar de un salto el Tajo, voltearse y hacer una pedorreta para dejar petrificado a uno de los guardias civiles que le perseguían.

     Cruz y Martín.


Buitre leonado.

Buitre negro.

Cigüeñas negras en vuelo.


Pollos de cigüeña negra.

En el nido.



Roquero solitario.


Martín y Pepe.

Atardecemos en la "Portilla del Tiétar", intentando ver a la imperial.


Momentos de tranquilidad.





Algunas panorámicas,

Desde "La Higuerilla"

"Salto del Gitano"

Desde "El Castillo"

Y de nuevo "el más fotografiado"