Cerro Pedroso

Al fondo las Tres Marías.
28/05/2009
Los pastos tienen el verdor de esos días que el calor se empieza a notar. Pero la subida de temperatura de momento no enturbia la atmósfera. Por ello, esta tarde, camino del Cerro Pedroso, disfrutamos de amplias vistas. De los valles que cruzamos y de los más lejanos.

Con el Yeti, desde Santiago de las Villas, por el valle del arroyo Torres atravesando los distintos pliegues que en Piedrasecha forman los Calderones.

Hasta el Collado del Fito, para entrar en los grandes valles entre cimas tan montaraces como los Amargones y el Alto del Palomar.

Sin camino definido, aprovechando pistas, senderos y trazas del ganado, alcanzamos el alto del Cerro Pedroso. Con vistas a los embalses del Luna y de Casares de Arbas.

Un terreno para disfrutar, por la proximidad, la sensación de aislamiento, la facilidad para trazar rutas, la sencillez de sus ascensiones y la variedad de paisajes.

 Saliendo de Santiago de las Villas
 El Vallín de San Martino.
 Repostando
 Fontañan
 Entrada a las Vegas
 Amargones


 Saltamos de valle y nos aprovechamos de la pista para acercarnos hasta la base del Cerro Pedroso
 Cima del Pedroso, un balcón con vistas.
 Desde su cima, con este cielo límpido, el valle de Arbas con las Tres Marías y el macizo de la Muezca
 El valle por el que hemos ascendido
 Embalse de Barrios de Luna

 El Cirbanal y las Ubiñas.
 Las cimas del Palanco

Correcillas y Peña Galicia


21/05/2009(Recuperada del baúl de los recuerdos)
A finales de mayo las tardes son largas, muy largas.

Salgo del trabajo y con la rapidez de los movimientos ensayados en otras ocasiones, paso por casa a cambiarme y recoger la mochila.

Aviados duerme la siesta cuando llego. Ni rastro de vecinos, ni de los operarios que asfaltan las calles esos días. Todo el mundo disfruta de la compañía de morfeo.

He tomado la ruta normal de ascenso a Peña Galicia. Mi intención es llegarme desde Aviados hasta Correcillas pueblo y desde este realizar el ascenso a Correcillas pico por la arista sur.

Se trata de ir ascendiendo por unos estrechos valles, que los plegamientos en forma de S, han dejado encajonados.

Hasta Correcillas un agradable paseo por terreno conocido. Coger la vallada de la cara sur, me obligo a descender hasta el río y tener que pegarme con zarzas y maturrangas.

Después de ese inconveniente, la progresión es fácil, hasta que poco antes de alcanzar el punto más alto la arista obliga a una pequeña trepada.

De nuevo en la cima del Polvoredo. Es la segunda vez en lo que va de año que asciendo a esta cima. Otra tarde por la cima del Correcillas.

Un descenso rápido por la arista hacia el valle del Marqués y la Collada de Santiago. Desde la collada busco el antiguo camino que unía Rodillazo con Correcillas.


Entro en Correcillas y vuelvo a recorrer el camino que hice hacia la collada. En este punto las piernas tienen fuerza y vencen a mi mente, llevándome hasta la cima de Peña Galicia.

Cuando entro de nuevo en Aviados los operarios han dejado su trabajo y los vecinos cenan dentro de sus casas. De nuevo el pueblo esta desierto.



Aviados


Peña Galicia








Correcillas pico y pueblo.
Se ven las vallejas en forma de S por las que ascenderé.






Correcillas y Peña Galicia.
Ultimo tramo de ascenso


Alto del Corralón y Fontún.
CIMA!!!!




Valle del Marqués.








Collada de Santiago.
Camino Rodillazo-Correcillas.


Correcillas,




CIMA!!! de Peña Galicia.
Valdorria pueblo y pico.